El principal, acusado por la muerte de un antirracista admite que sacó su navaja

El principal acusado por la muerte del joven antirracista Guillem Agulló, el 11 de abril de 1993 en Montanejos (Castellón), dijo ayer que, en plena pelea, sacó su navaja y la víctima se abalanzó contra él y se la clavó. El comienzo del juicio contó con un amplio dispositivo policial para controlar a unas 500 personas que protestaban contra las bandas neonazis.-

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS