Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos cacos hurtan piedras de 100 kilos del jardín del Príncipe, en Aranjuez

MERCEDES SANTOS Un robo de peso mantiene desconcertados a los vecinos de Aranjuez. Catorce piedras de forma ovoide, de más de 100 kilos cada una, han desaparecido de la verja que rodea el jardín del Príncipe, propiedad del Patrimonio Nacional, en Aranjuez.

El volumen y el peso de las rocas, cuyo único valor es el decorativo, hace pensar que los cacos han podido utilizar camiones con grúas para bajarlas de los pedestales que coronaban. Las piedras retiradas de la verja estaban situadas en un lugar bastante alejado del centro urbano y que se halla oculto a la vista por la abundante vegetación.

La zona del extraño suceso, situada en la calle de la Reina, es perfecta para los robos, especialmente de noche, momento en que fueron sustraídas estas piedras.

Las piezas robadas fueron colocadas durante el reinado de Alfonso XIII a lo largo de tres kilómetros de verja, a diez metros de distancia una de otra.

El Patrimonio Nacional, propietario de las piedras, ha denunciado el hurto. Para evitar nuevos robos ha comenzado a podar los arbustos que ocultan las rocas.

Aunque estos elementos decorativos no están catalogados por el Patrimonio Nacional como bienes histórico-artísticos, su desaparición ha causado estupor entre los ciudadanos. El alcalde de Aranjuez, José María Cepeda, del Partido Popular, ha anunciado en el pleno su decisión de colaborar con el Patrimonio Nacional para investigar la desaparición.

Muchos vecinos creen que el pesado botín adorna ya algún jardín particular, lo que dificultará la tarea de búsqueda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de octubre de 1995