Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Willy Claes se plantea dimitir de la OTAN al ser inculpado de corrupcion por el Parlamento belga

El secretario general de la OTAN, Willy Claes, admitió ayer que se está planteando su dimisión al frente de la Alianza occidental después de que una comisión especial del Parlamento belga acordase ayer que hay indicios suficientes para que sea juzgado por la Corte de Casación (equivalente al Tribunal Supremo español) por corrupción. "Tengo que reflexionar y consultarlo antes de tomar una decisión", declaró a la radio en relación a su continuidad en la OTAN. La decisión de los parlamentarios, tomada con seis votos a favor y cinco en contra, debe ser ratificada el jueves por el pleno de la Cámara.

Un Willy Claes con voz quebrada y aparentemente muy afectado por la decisión del Parlamento dejó para más adelante su decisión de dimitir o no. Su tono delataba tanto la contrariedad como el profundo pesar con que acogió la noticia, pasadas las cinco de la mañana: "Estoy muy triste. Estoy muy decepcionado porque tengo la seguridad de que soy inocente y la convicción de que durante 30 años he servido al país como debía y no merezco esta suerte", declaró.La suerte política de Claes, de 56 años, elegido secretario general de la OTAN el 17 de octubre de 1994-, parece clara tras la decisión tomada por la comisión especial parlamentaria creada paira determinar si existen indicios suficientes de delito que justifiquen el envío de las acusaciones del fiscal a la Corte de Casación. Claes es acusado de saber que se pagaban comisiones ilegales por la compra de material militar en 1988, cuando él era ministro de Economía, y el otro inculpado, Guy Coëme, ministro de Defensa. Parte del dinero, unos cincuenta millones de francos belgas (alrededor de 207 millones de pesetas), habría ido a parar al partido socialista flamenco.

La situación del secretario general ole la OTAN es muy delicada porque, aunque la decisión de enviarle a los juzgados sólo fue apoyada por 6 de los 11 diputados, los otros 5 no defendieron su inocencia, sino que se inclinaron , por pedir que el caso fuera investigado de forma más profunda por la Corte de Casación antes de que el Parlamento decidiera la inculpación o la exculpación de Claes.

La única posibilidad clara que tiene Claes para mantenerse al frente de la OTAN es que la Cámara decida el jueves rechazar las imputaciones que recaen sobre el ex ministro de Economía. Pero esto parece descartado porque sería muy difçicil explicar a la opinión pública las razones de esta exculpación total. El Parlamento también puede dejar en suspenso la inculpación y pedir nuevas informaciones antes de pronunciarse, pero ello no acabaría de despejar las dudas creadas en torno al futuro político de Willy Claes y dejaría la secretaria general de la Alianza occidental en una posición muy débil y durante un período de tiempo indeterminado.

La OTAN reaccionó ayer con cautela, aunque distanciándose del político belga y dejando una puerta abierta a su renuncia. "[Claes] ha afirmado por la radio esta mañana que va a esperar hasta el jueves. Nosotros esperaremos hasta entonces antes de tomar ninguna decisión", afirmó ayer un portavoz de la Alianza citado por Reuter. En caso de dimisión, su puesto lo ocuparía de forma eventual su adjunto, el italiano Sergio Silvio Balanzino. [Desde Washington, un alto funcionario de la Casa Blanca defendió la confianza de EE UU en Claes como secretario general de la OTAN, informa Reuter.]

El relevo de Willy Claes, sin embargo, sería rápido. La OTAN no puede permanecer sin un mando claro precisamente cuando está preparando la fuerza de paz para la antigua Yugoslavia, llamada a convertirse en el mayor despliegue militar jamás realizado por la organización atlántica desde la 11 Guerra Mundial.

Sucesores potenciales

Los nombres de sucesores empezaron a circular ya la semana pasada y también ayer. A la cabeza de las listas se encuentra el ex ministro danés de Asuntos Exteriores Uffe Ellemann-Jensen -rival de Claes hace ahora un año para alcanzar la secretaría general de la Alianza , cuya candidatura fue lanzada hace unos días por un periódico de su país que citaba fuentes gubernamentales.

El mismo rotativo aventuraba también los nombres del ex primer ministro holandés Ruud Lubbers y del portugués Aníbal Cavaco-Silva, aunque éste se ha postulado ya como candidato a la presidencia de Portugal.

Entre los candidatos de hace -un año también figuraba el ahora ex ministro británico de Asuntos Exteriores Douglas Hurd, su colega de gabinete y ministro de Defensa, Malcolin Rifkind, y el ministro alemán de Defensa, Volker Ruehe.

Claes no es el primer secretario general de la OTAN que afronta acusaciones públicas que ponen en cuestión su cargo, pero sí es el primero que puede llegar hasta los tribunales. El holandés Joseph Luns, secretario general entre 1971 y 1984, superó las acusaciones periodísticas sobre su pasado fascista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de octubre de 1995

Más información

  • El pleno de la Cámara decide el jueves si levanta la inmunidad al secretario general de la Alianza