Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el primer ministro estonio por un escándalo de escuchas ilegales

El primer ministro de Estonia, Tiit Vahi, presentó ayer su dimisión ante el presidente de la República, Lennart Meri, pocas horas después de haber destituido al ministro del Interior, Edgar Savisaar, acusado de haber ordenado la grabación de escuchas ilegales de las conversaciones que mantuvo Vahi con los líderes parlamentarios para la formación de la coalición de Gobierno en 1994.El escándalo del llamado Watergate estonio estalló hace un mes cuando los servicios secretos decubrieron en una agencia de detectives privados grabaciones ilegales de las conversaciones telefónicas mantenidas por distintos políticos. Entre los líderes espiados figuran el propio Vahi y el líder de la oposición, Siim Kallas, jefe del derechista Partido de la Reforma. La investigación de los servicios secretos puso al descubierto las maniobras de Savisaar -que fue primer ministro entre 1990 y 1992- para averiguar las intenciones de sus rivales políticos.

La renuncia del primer ministro, que deberá comparecer ante el Parlamento para explicar las razones de su decisión, acarrea la de todo el Ejecutivo, según la Constitución estonia, que atribuye al presidente de la República la proposición de un nuevo jefe de Gobierno para que sea ratificado por el Legislativo.

Ruptura de la coalición

La coalición gubernamental de centro-derecha -integrada por el Partido Agrario de Vahi-, el Partido de la Coalición y el Partido del Centro de Savisaar- saltó por los aires cuando las dos primeras fuerzas políticas anunciaron su intención de romper el cuerdo de Gobierno."El mantenimiento de la actual coalición no es esencial", declaró el primer ministro dimisionario, quien anticipó la apertura de "negociaciones políticas [para formar Gobierno] sobre una base más amplia". Fuentes de la presidencia de Estonia indicaron ayer que el presidente del Partido de las Reformas, Slim Kallas, ahora en la oposición, es "uno de los candidatos que cuenta con más probabilidades" para suceder a Vahi al frente de un Ejecutivo de centro-derecha con el Partido de la Coalición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de octubre de 1995