Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cárceles españolas están atestadas

Según el informe del Observatorio para 1995 -resumen de la investigación en cárceles de 40 países-, en España hay 47.216 detenidos, para 87 penitenciarías con capacidad global para acoger a 30.000 prisioneros. La superpoblación es por tanto e1 mayor problema de las prisiones españolas.Otra característica negativa plasmada en el informe es la deficiente calidad de los servicios médicos carcelarios, lo cual permite la propagación. del sida, auténtico azote de los reclusos. En otro orden de cosas, el OIP señala que los traslados de una prisión a otra de los detenidos en España dan lugar, en ocasiones, a malos tratos.

Sin embargo, España no figura entre los países cuyo balance penitenciario queda reflejado con más tintes negros en el informe del OIP. Estados Unidos recibe muy duras críticas sobre el trato a sus 1.452.851 presos repartidos en 1.300 establecimientos. La tendencia dominante de la vida jurídica y penitenciaria americana continúa agravándose: hay cada vez mas detenidos y por supuesto se producen más ejecuciones -la pena de muerte existe todavía en 36 estados-, y se registran abusos y discriminaciones de muy variada índole. Las nuevas disposiciones legislativas votadas por el Senado el 25 de agosto y adoptadas por la mayoría de Estados comienzan a producir incidentes represivos en muchas prisiones. Actualmente 400.000 detenidos están a la espera de proceso o condenadas a menos de un año de prisión.

En cuanto a Rusia, se contabilizan 876.003 personas encarceladas. Son 1.076 cárceles con una capacidad de acogida para 903.714 individuos. Las condiciones higiénicas son deplorables, lo que favorece la propagación de enfermedades, particularmente la tuberculosis. La detención masiva de menores es un fenómeno tan inquietante como característico de la nueva Rusia.

En Francia hay 53.935 Presos, en 183 establecimientos que tienen capacidad para 46.791.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de octubre de 1995