Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica ofrece su red de cable a todo operador de televisión

Velázquez recuerda que Cablevisión está abierta a más socios

Cándido Velázquez, presidente de Telefónica, dijo ayer que lo más lógico es que si en España se quiere implantar la televisión por cable se use la red de fibra óptica que ya ha instalado su compañía. Hizo esta declaración en el Telecom 95 de Ginebra, en respuesta a una pregunta sobre -el acuerdo al que han llegado el PSOE, CiU, IU-IC y el PNV sobre el proyecto de ley de telecomunicaciones por cable. Velázquez, reiteró que en ningún momento Telefónica ha pretendido la exclusividad de la red"

"Querer lo contrario iría contra la naturaleza de nuestro negocio", dijo. "Cuantos más operadores enchufen, mejor".En relación con el acuerdo de Telefónica y Canal + para prestar servicios de cable a través de la empresa conjunta Cablevisión, el presidente de Telefónica explicó que habían buscado el socio de mayor experiencia en televisión de pago que existe en España, "precisamente para que nos ayude a conseguir más clientes". Velázquez insistió en que Cablevisión está abierta a la participación de otros socios.

Sobre el tipo de cable que va a servir de vehículo de la nueva televisión, Velázquez señaló que se sustenta en el plan Fotón (fibra óptica ya instalada hasta las manzanas de viviendas). En una fase siguiente, se instalará el cable coaxial desde la manzana hasta el domicilio del posible abonado y finalmente, en una última fase, ese tramo de cable coaxial será sustituido por fibra óptica, con el fin de que los hogares puedan tener acceso no sólo a la televisión convencional, sino también a otros nuevos servicios de carácter multimedia.

Telecom 95

Velázquez, presidente de una compañía de telecomunicaciones que ocupa el duodécimo lugar en el mundo, fue uno de los muchos actores del sector que estuvieron presentes ayer en la inauguración de la cumbre mundial de las telecomunicaciones (Telecom), en Ginebra. El mayor protagonismo recayó en el presidente surafricano, Nelson Mandela, que pronunció el discurso estelar de apertura; en el presidente de AT&T, Robert Allen; y el presidente de Olivetti, Carlo de Benedetti. Faltaron Rupert Murdoch, presidente de News Corporation, y John Malone, presidente de TCI.Mandela lanzó un mensaje bien claro a los países avanzados, dueños de la comunicación mundial: "Los países mas pobres deben tener también acceso a las autopistas de la información". Y ello sólo se puede hacer "mediante una eficaz inversión en educación. En la construcción de esta sociedad de la información es esencial la participación de los jóvenes", dijo Mandela.

Robert Allen, más ocupado ahora en resolver los problemas internos derivados de la división de su empresa en tres nuevas compañías y los posibles miles de puestos de trabajo que tendrán que desaparecer de ellas, se quejó de la agresividad con que se están llevando las cosas "en un mercado cada vez más en libre competencia". Anunció en este sentido cambios profundos, aunque no especificó qué tipo de cambios. Anticipó, sin embargo, que AT&T se va a lanzar a operar, en todos los frentes de las telecomunicaciones, televisión y vídeo bajo demanda incluidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de octubre de 1995