Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última encuesta 'ilegal' favorece a la izquierda

En víspera casi de la jornada electoral, la batalla política ha descendido a la discusión aritmética. Los sondeos secretos, pues en teoría no puedan darse a conocer en la última semana, se muestran tan divididos como los partidos. El último de todos es una encuesta de opinión publicada ilegalmente ayer por el semanario O Independente. Esta prevé una victoria socialista por nueve puntos de ventaja sobre los socialdemócratas. El estudio es muy reciente; fue realizado entre el martes y miércoles de esta semana por la empresa Metris. Los resultados son rotundos: un 40% de intención de voto para el Partido Socialista (PS); un 31% para el Partido Social Demócrata (PSD); un 9% para la Coalición Democrática Unida (CDU) -comunistas. y un 7% para el Partido Popular (PP).El periódico, fundado por Paulo Portas, ideólogo y candidato a diputado por el PP, asume haber violado la ley electoral portuguesa en nombre de la libertad de información. Este y otros casos suscitados durante la campaña han puesto en solfa una legislación electoral que todos critican y que pocos respetan. La Comisión Nacional de Elecciones ya ha anunciado su demanda contra O Independente y contra la empresa distribuidora de EL PAÍS en Portugal por haber divulgado ayer los resultados de una encuesta. Junto a estos dos casos, la Comisión tiene otros dos pendientes. Uno es el de la televisión privada SIC, que no acató la disposición legal que obliga a todos los medios de comunicación audiovisuales (estatales o privados) a atribuir el mismo tiempo a todos los partidos concurrentes para la transmisión de su propaganda electoral. Y otro, el del ministro socialdemócrata de Sanidad acusado de haber hecho propaganda electoral durante una visita de trabajo a un hospital.

Ensalada de cifras

O Independente se refiere también en sus páginas a la encuesta realizada por la empresa Norma para los socialdemócratas (el citado ayer por EL PAÍS) y que apunta hacia una victoria del PSD por un 40% contra el 35% al PS. Y cita otros dos estudios. El primero, hecho para el PS en base a un sondeo de la empresa Euroexpansión y publicado hace una semana por el semanario Expresso, que confirma el primer puesto entonces atribuido al partido de Antonio Guterres (con un 36,2% contra 26,6% al partido de Nogueira).Este estudio trata de distribuir los indecisos (un 18,6% según los datos de la encuesta) entre los dos principales partidos y coloca al PS muy cerca de conseguir la mayoría absoluta en el Parlamento con el 44,5% de los votos frente al PSI) con un 32,7%.

Un cuarto estudio, hecho por Euroteste para el PSD, indicaría por el contrario una mayor propensión de los indecisos a votar por el partido del Gobierno, lo que permitiría al PSD alcanzar una victoria tangencial (de un 2%) sobre el PS. Esta última previsión es la que la mayoría de los comentaristas consideran como más verosímil, sin otra base objetiva que sus propias impresiones y la imagen de una batalla reñida entre dos partidos "técnicamente empatados" que domina las últimas horas de la campaña. Naturalmente, en los estados mayores de los partidos nadie sabe nada. Los sondeos no existen. Pero como sucede en Galicia con las meigas, haberlos haylos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de septiembre de 1995