Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad quiere un ferial en la ciudad deportiva del Atlético de Madrid

La actividad comercial se impone al músculo. La Comunidad de Madrid pretende transformar en un recinto ferial el proyecto de la ciudad deportiva del Atlético de Madrid, en el término municipal de Getafe (144.000 habitantes). El consejero de Economía, Luis Blázquez, ha lanzado esta propuesta a los representantes del Gobierno regional del PP tras la renuncia del presidente del Atlético de Madrid, Jesús Gil, a continuar el proyecto. La idea cuenta con el beneplácito de numerosos consejeros, que en los próximos meses decidirán el futuro de las 550 hectáreas.

Para Luis Blázquez, la decisión tendrá que ultimarse este año. "Yo soy partidario de crear un ferial. Pero todavía es necesario el visto bueno de la Consejería de Obras Públicas, porque la decisión final no depende de un solo departamento autonómico", señala el consejero. La última palabra está en manos del consejo de Arpegio, el organismo encargado del desarrollo del eje del Culebro, nombre que recibe la operacion urbanística diseñada por el Gobierno regional en el sur de la región.

A juicio de Blázquez, esté consejo mantendrá los proyectos de la anterior legislatura, a excepción de la ciudad deportiva, que puede cambiar de uso. "El ferial puede ser la solución más inteligente", defiende, el consejero Blázquez, quien apuesta por borrar del mapa campos de fútbol y dibujar en su lugar un centro comercial.

Zona de servicios

El alcalde de Getafe, Pedro Castro, está dispuesto a ejecutar la idea de construir una ciudad deportiva en el Arroyo del Culebro. El primer mandatario getafense considera necesario dotar a la zona con equipamientos y servicios que sirvan a los habitantes de los municipios de Getafe, Fuenlabrada, Leganés, Pinto y Parla.El Atlético de Madrid perdió las opciones para construir la ciudad deportiva en 1991. Jesús Gil no liquidó el canon exigido por Leguina, 1000 millones de pesetas, para iniciar las obras. Cinco años de acuerdos y negociaciones se vinieron abajo. La Comunidad, que apoyó desde un principio el proyecto, vio con malos ojos que Jesús Gil pretendiese financiar los 23.000 millones de pesetas con la edificación de pisos. Posteriormente, el presidente colchonero decidió olvidarse del proyecto.

Según el primer borrador, establecido por la Comunidad, el Ayuntamiento de Getafe y el Atlético de Madrid, en la ciudad deportiva se iba a construir un estadio de fútbol con 20.000 localidades, susceptible de ser ampliado hasta 100.000; una piscina olímpica al aire libré, con gradas para 3.000 espectadores; un pabellón cubierto¡ con capacidad para 10.000 personas, y un campo de golf con 27 hoyos. También se iba a instalar una escuela de fútbol y una residencia con 60 habitaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de septiembre de 1995