Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN LOS BALCANES

Macedonia y Grecia acuerdan formalizar sus relaciones

AGENCIAS, El primer paso firme hacia el fin del conflicto de los Balcanes llegó ayer de la mano de los ministros de Exteriores de Grecia y Macedonia, Carolos Papulias y Stevo Crevenkovski, quienes firmaron un acuerdo para la normalización de sus relaciones bilaterales. Tras 29 meses de mediación por el emisario de la ONU y ex secretario de Estado norteamericano Cyrus Vance, los conflictivos vecinos optaron por iniciar una convivencia que influirá en el clima de pacificación que atraviesa en la actualidad la región.

El secretario general de la ONU, Butros Butros Gali, ante el cual se firmó el acuerdo en Nueva York, se felicitó por el triunfo diplomático e instó a ambos países a continuar las. negociaciones para determinar el nombre definitivo de la ex república yugoslava de Macedonia.

El conflicto de ésta con Grecia comenzó en 1991 cuando, al desintegrarse Yugoslavia, esta pequeña república se declaró independiente bajo el nombre de Macedonia. Atenas lo consideran inaceptable", ya que ése es el nombre de su región colindante con el nuevo Estado, al que acusó de tener aspiraciones territoriales sobre Grecia. Este país se refiere a su vecino como República de Skopie. Atenas rechazó, por las mismas razones, el reconocimiento de la bandera y parte de la Constitución macedonia.

Respeto a la soberanía

En el pacto los dos países se comprometen a respetar mutuamente su soberanía, integridad territorial e independencia política. La frontera internacional entre los dos países se califica de "inviolable". Grecia reconoce como un Esta o soberano independiente a la Ex República Yugoslavia de Macedonia (ERYM) y se compromete a levantar el embargo comercial impuesto contra ese país en febrero de 1994.

Macedonia, por su parte, dejará de usar el sol de Vergina como símbolo en su bandera y cambíará ciertas partes de su Constitución para que sea coherente con los "principios del derecho internacional" y las relaciones de buena vecindad. Pero sigue sin resolverse el problema del nombre del nuevo Estado.

Inmediatamente después de que los ministros de Exteriores de los dos países estampasen su firma en el acuerdo, Estados Unidos anunció el establecimiento de relaciones diplomáticas con Macedonia e instó a ambos países a resolver lo antes posible el conflicto del nombre de este Estado. El presidente norteamericano, Bill Clinton, subrayó que este acuerdo "reforzará de forma significativa la paz regional y ayudará a los esfuerzos para negociar una amplia paz en los Balcanes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de septiembre de 1995