Cuatro punkis provocan destrozos en la estación de Renfe de Coslada

Cuatro punkis -de 15, 16, 18 y 19 años- fueron detenidos ayer por agentes del Cuerpo Nacional de Policía bajo la acusación de destrozar el mobiliario de la estación de cercanías de Renfe en la localidad de Coslada (82.000 habitantes). Los cuatro arrestados regresaban a su casa tras pasar la noche en varios locales de Madrid y estaban ebrios, según informó un portavoz de la Jefatura Supe rior de Policía.

Los punkis estragaron la estación tras apearse del tren procedente de la estación de Atocha. Eran las once y media de la mañana. Según los agentes, arrancaron entre gritos las barandillas de las escaleras mecánicas y las tiraron a la vía. Luego, insultaron a los usuarios y a los empleados de la compañía ferroviaria y huyeron con dirección al casco urbano de Coslada.

Varios vigilantes jurados de Renfe avisaron a la policía. Los agentes acudieron a la estación, donde tomaron declaración a usuarios y trabajadores. Una patrulla de la Policía Nacional, con la ayuda de un coche de la Policía Municipal de Coslada, consiguió detener al grupo de punkis cuando caminaban por los alrededores de la estación.

Los daños producidos en la estación han sido valorados en 60.000 pesetas por los responsables de la compañía ferroviaria. Los detenidos, todos vecinos de Coslada, fueron trasladados a la comisaría de la zona. Sólo uno de los arrestados poseía antecedentes policiales, según informó un representante de la comisaría de Coslada.

Los datos de los detenidos fueron enviados ayer mismo al grupo especializado en tribus urbanas de la Brigada de Información.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de septiembre de 1995.