Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 27% de los pacientes que ingresan en una UVI contrae una infección hospitalaria

Un estudio europeo compara los riesgos que se sufren en las unidades especializadas

De cada cinco enfermos europeos que ingresan en las UVI (unidad de vigilancía intensiva), uno corre el riesgo de verse infectado durante su estancia en este tipo de centros, según se desprende de un estudio coordinado por el profesor Jean-Louis Vincent, del hospital universitario Erasme, de Bruselas. En el caso de las UVI españolas, el riesgo de contraer una infección hospitalaria sube hasta un 27% de los enfermos que ingresan en estos centros; se trata de la tercera tasa más alta de los 17 países estudiados, sólo superada por Italia (31,6%) y Grecia (30,5%).

MÁS INFORMACIÓN

Hasta ahora, los estudios estadísticos sobre riesgos de infección hospitalaria se centraban en Europa en los centros sanitarios, donde la tasa de afectados varía del 5% al 17% de los pacientes admitidos y en donde, por cierto, España presenta una de las tasas más bajas de Europa. Pero los centros de tratamiento más especializados, como las UVI, carecían de una investigación que comparara los datos entre varios países europeos.El profesor Jean-Louis Vicent coordinó una investigación que recabó los datos considerados como los más pertinentes en 1.417 UVI de 17 países europeos, de las cuales 137 son españolas.

El muestreo representa entorno al 40% de las UVI en Europa. En total se compararon unos 10.000 casos clínicos, 1.233 españoles, con una edad superior a los diez años y los resultados muestran que el riesgo de ser infectado es más elevado en los países del sur de Europa que en los del norte.

El país con la tasa de riesgo más elevada es Italia con el 31,6% de los pacientes ingresados. Si este mismo enfermo quiere reducir este riesgo al máximo, hasta un nivel del 9,7%, debe optar por una UVI situada en Suiza, país donde el riesgo de contraer una infección en un hospital es mucho menor.

Además de Italia, otros cuatro países europeos registran tasas por encima de la media de la investigación. La totalidad de este grupo de países -Grecia, 30,5%, España, 27%, Francia, 24,2%, y Portugal, 23,3%- están situados en el sur de Europa, mientras que en los países nórdicos (Suecia, Dinamarca, Noruega) la tasa de riesgo registrada es de las más bajas: 10,5%.

Sin embargo, las conclusiones del estudio advierten de antemano que estas variaciones entre los países no implican una diferencia en la calidad de los cuidados. "Es más probable que estas variaciones reflejen los diferentes tipos de tratamientos realizados en las UVI, además de una desigualdad a la hora de determinar los pacientes que ingresan en estas unidades especiales".

El estudio revela que el riesgo de contraer una infección es superior en las UVI con once o más camas que las que disponen de menos de cinco plazas. También aumenta el riesgo en función de la duración de la estancia en las UVI: las personas que permanecen 21 días o más -el 14% de los enfermos- corren un riesgo 33 veces superior a las que sólo se quedan durante un breve periodo de uno o dos días -el 46,7%-.

Del total de los pacientes estudiados, el 44,8% ya estaba infectado previamente al ingreso en la UVI. La neumonía, que afecta al 46,9% de los ingresados, y las infecciones respiratorias (17,8%), urinarias (17,6%) y del sistema sanguíneo (12%) son las más frecuentes detectadas. También son frecuentes las infecciones de heridas quirúrgicas.

Mejora española

En todas estas afecciones influyen factores intrínsecos, como la gravedad de la enfermedad, el deficiente estado inmunológico del paciente, la edad avanzada o demasiado corta del mismo, y extrínsecos, como la cirujía, los cateterismos urinarios, la nutrición por vía parenteral y los aparatos de ventilación mecánica.Del total de las UVI que participaron en la encuesta, un 35% estaban situadas en hospitales universitarios, y el 51% en hospitales generales. Y la gran mayoría de estos centros -un 74%- eran hospitales médicos y quirúrgicos. El 30% de los enfermos ingresaron con traumas múltiples. El 62% de los encuestados eran hombres con una edad media de 51 años, mientras que las mujeres tenían una edad media de 61 años.

En España, en los últimos años se ha logrado una reducción de las infecciones hospitalarias bastante satisfactoria. El último Estudio de Prevalencia de las Infecciones Nosocomiales en España (EPINE), publicado en febrero de 1994 y que recogía los datos del año 1992, señalaba que la, tasa de infecciones era del 8,5%, "una de las más bajas de Europa", y que había mejorado los datos de años anteriores -la tasa de 1990 había sido de un 9,8%-. Para elaborar los índices de EPINE se estudian al menos 136 hospitales de las 17 comunidades autónomas. Son encuestados más de 40.000 pacientes.

Sin embargo, los propios autores del informe reconocen que las unidades de vigilancia intensiva son los lugares donde menos se ha logrado reducir el número de infecciones hospitalarias. El estudio señalaba también, como lo ha hecho ahora el informe europeo, que el mejor método para reducir el riesgo de estas infecciones era acortar la estancia media de los pacientes en los centros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de septiembre de 1995