Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director Frank Marshall filma a una gorila robot

El cineasta considera su película 'Congo' un homenaje a 'King Kong'

Entre los gorilas King Kong y Amy -la protagonista de la película de Frank Marshall Congo, que se estrena mañana- hay 60 años de historia, pero el mismo deseo: un homenaje a la humanidad de la bestia. Después de trabajar con arañas en Aracnofobia y revivir la tragedia de unos deportistas perdidos al estrellarse su avión en ¡Viven!, Marshall pretende en su tercer largometraje "rememorar películas de los años treinta, como Tarzán y King Kong".

"Quería que Amy tuviera una mirada casi humana para conquistar al público", dijo Marshall sobre su peculiar protagonista en un reciente viaje a Madrid. El director se ha basado en la novela de Michael Crichton para su nueva producción, que cuenta con un presupuesto de 6.000 millones de pesetas, de los que 1.000 se emplearon en crear a Amy, una gorila mecanizada que convive entre los humanos con el deseo de retomar a la selva africana. "Las arañas son más baratas afirma Marshall con humor.Para diseñarla, se recurrió al talento de Stan Winston, creador de los dinosaurios de Parque Jurásico, la reina de Aliens y Terminator II. Más de setenta personas emplearon medio año de trabajo en configurarla, estudiaron los comportamientos de los simios y emplearon modernas técnicas de animación. El primatólogo Peter Elliot coordinó los movimientos, como lo hizo en películas como ,Greystoke, Big Foot y Gorilas en la niebla.

En la película, Amy cuenta con un vocabulario por señas de 620 palabras. Amy pide retomar a la jungla. Su guardián (Dylan Walsh) emprende con ella un viaje junto a una científica en busca de diamantes (Laura Linney), un explorador empeñado en encontrar las minas del rey Salomón (Tim Curry), y un guía (Emie Hudson). La mayor parte del rodaje se desarrolló en Costa Rica, cerca de los volcanes Arenal e Irazú.

Marshall se asoció en sus comienzos con Spielberg y Kathlerin Kennedy para crear Amblin Entertainment. En 1992, y tras dejar Amblin, fundó con Kennedy la productora Kennedy / Marshall, y Congo es la primera película realizada bajo la nueva firma. Marshall confiesa seguir mantemendo buenas relaciones con Spielberg «Sólo él sabe cómo hacer los mejores efectos", dice.

El director ha trabajado con la Industrial Light & Magic de George Lucas y con Michael Lantieri para los efectos especiales; y pidió a Jules Sylvester parte de su colección de animales para la ambientación de la selva. La NASA cedió imágenes sobre una zona africana protegida en la que viven los gorilas de montaña, entre 600 y 650, una especie casi en extinción que se ve amenazada por la acción de los cazadores furtivos.

La película, según el director, pretende ser una llamada de atención hacia esta familia de animales, cuya población en las tierras bajas de Africa Central, entre 40 a 45.000 ejemplares, también está disminuyendo en los últimos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de agosto de 1995