Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un caballo blanco se abre paso en el atasco de la N-II

Los conductores apresados a las 7.00 de ayer en el atasco de la N-II vieron cómo les adelantaba un soplo de libertad. Un caballo blanco y sin jinete galopaba por la carretera en dirección a Madrid. Relinchaba, se encabritaba, avanzaba ante el estupor y los bocinazos de los automovilistas. Su carrera acabó cuando al parar fue capturado por la Policía Municipal entre los puentes de Arturo Soria y Canillejas. El caballo fue conducido en furgoneta al Centro de Protección Animal, en Cantoblanco. La circulación recobró su tensión habitual. Los agentes ignoran quién es su dueño. Tampoco se explican cómo apareció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 1995