Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Violencia contra empresarios rusos

Un empresario ruso y su hija de siete años murieron en la noche del lunes al explotar una bomba adosada a su automóvil en Vladivostok, al este de Rusia. La mafia rusa es la principal sospechosa de la muerte de Marat Charyguine, de 32 años, propietario de un restaurante, y de Ivan Kiveldi, muerto el viernes en Moscú. Ayer fue enterrado Kiveldi -director de uno de los principales bancos comerciales rusos- en Moscú. Kiveldi falleció el viernes tras pa sar tres días en coma por la ingestión de unas "sales minerales" que resultaron venenosas. El primer ministro ruso, el alcalde de Moscú y el último presidente soviético, Mijaíl Gorbachov, asistieron al funeral.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 1995