Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BARCELONA

Ángel Lería se corta la coleta

Angel Lería, matador de toros catalán y todavía muy joven, manifestó inesperadamente que se retiraba del toreo, una profesión en la que no ha tenido suerte. En efecto: para torear lo poco que toreaba últimamente, no valía la pena seguir. Tiene, además, orientada su vida hacia el ejercicio de la carrera de Derecho. Lería toreó con suavidad a su primero pero el toro, duramente castigado en varas, se agotó pronto. El último toro que estoqueaba en su vida lo brindó en particular a Jesús Rivas, de la empresa, y en general al público, y se mostró muy decidido. Luego se cortó la coleta.Cristo González tuvo una tarde algo desvaída. Mostró su buen porte torero pero no encontró casi nunca la distancia y los terrenos apropiados.

Sierro / Lería, González, Tato

Toros de El Sierro, bien presentados, de juego variado e interesante. Angel Lería: ovación y vuelta; se retiró del toreo. Cristo González: aplausos; aviso y salida al tercio. El Tato: oreja y oreja; salió a hombros. Plaza Monumental, 6 de agosto. Menos de media entrada.

El triunfo correspondió a El Tato, que tiene valor y todo lo hace con autenticidad Tanto al tercero como al sexto los lanceó lucidamente, y las faenas fueron un dechado de temple, piando y torería. Una serie con la zurda al sexto en el mismo platillo, fue realmente soberbia.

Oreja a Finito en Huelva

Finito de Córdoba cortó una oreja en la última corrida de la feria de Huelva, informa Antonio Lorca. Se lidiaron toros de Gabriel Rojas, justos de presencia. Ortega Cano, palmas; dos avisos y silencio. Emilio Silvera, aviso y ovación; aviso y vuelta. Finito, oreja; aviso y silencio.

El Puerto de Santa María (Cádiz). Toros del Marqués de Domecq, flojos. Espartaco, silencio y división. Jesulín de Ubrique, silencio y oreja. Rivera Ordóñez, vuelta y ovación.

Vitoria. Toros de Galache, flojos. Sergio Sánchez, ovación en los dos. Óscar Higares, ovación y silencio. José Ignacio Ramos, silencio; aviso y silencio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de agosto de 1995