China pide a EE UU que "demuestre con hechos" que quiere mejorar relaciones

Bandar Seri Begawan - 01 ago 1995 - 22:00 UTC

China mostró ayer una postura de fuerza ante Estados Unidos al negarse a liberar al norteamericano de origen chino Harry Wu, encarcelado bajo la acusación de espionaje, y al exigir a Washington que "demuestre con hechos" su voluntad de poner freno al creciente deterioro de las relaciones entre ambos países.Los jefes de las diplomacia de Pekín, Qian Qichen, y de Washington, Warren Christopher, se entrevistaron en la capital del pequeño sultanato de Brunei, Bandar Seri Begawan, adonde acudieron para asistir al foro de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN).

El telón de fondo de la reunión fue el profundo malestar chino por lo que considera un cambio en la política norteamericana hacia China y Taiwan. Para Pekín es fundamental que Washington no apoye la independencia de la isla, refugio de los nacionalistas desde que perdieron la guerra civil, en 1949. Según Pekín, la visita, aunque privada, del presidente taiwanés, Lee Teng-hui, a EE UU revela "Ia comprensión" de Washington hacia las ansias independentistas de un sector político de Taiwan que ha abandonado el principio de la "reunificación nacional".Aunque Qian se mostró conciliador y destacó la importancia de los comunicados de la Administración norteamericana sobre que hay "una sola China", el ministro insistió en que Ias palabras cobran valor cuando están respaldadas por hechos".La guerra de estos días entre Pekín y Taipei -con ejercicios militares chinos y seis disparos de misiles guiados tierra-tierra a 140 kilómetros de la isla- tuvo ayer un nuevo episodio al declarar el presidente Lee que Taiwan tiene previsto realizar ejercicios militares "de cierta envergadura" hacia el 10 de octubre.La detención de Wu, un activista de derechos humanos, el 19 de junio pasado, ha enconado aún más las tensas relaciones. De camino a Brunei, Christopher señaló que es "muy difícil" prever una cumbre entre los presidentes Bill Clinton y Jiang Zemin mientras Harry Wu permanezca detenido. Qian evitó referirse a estas declaraciones y se limitó a decir que su caso está bajo la jurisdicción china y "sólo puede resolverse cuando el proceso legal se haya acabado".Por otra parte, Qian expuso ayer en el foro de la ASEAN la voluntad china de que el conflicto del archipiélago de las Spratlys -cuya soberanía reclaman seis países- no impida la libre navegación por el mar del Sur de China.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de agosto de 1995.

Lo más visto en...

Top 50