Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN LOS BALCANES

Clinton admite que levantar el embargo a Bosnia es una "tentación poderosa"

El presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, asegura en un artículo publicado esta semana por la revista nortemericana Newsweek, que un eventual levantamiento del embargo de armas al Gobierno bosnio supondría "el paso equivocado en el momento equivocado". Clinton reconoce que la idea de permitir la entrega de armas a los musulmanes, sobre todo tras la captura de los enclaves de Srebrenica y Zepa por las tropas serbobosnias, es "una tentación poderosa", pero a continuación expone las razones que, a su juicio, invitan a resistirla.Entre todas, destaca una: el levantamiento unilateral de armas empujaría a EE UU a una mayor implicación en la guerra. "Un levantamiento unilateral conlleva una responsabilidad, unilateral de EE UU".

El presidente recuerda que esa situación empujaría a Francia, al Reino Unido y otros a abandonar la misión en Bosnia-Herzegovina, lo que, paradójicamente, metería a EE UU en el conflicto, pues ha comprometido sus tropas para proteger una retirada de los cascos azules. "El levantamiento, unilateral [de armas] saca a nuestros aliados de Bosnia y mete a EE UU, aunque sea en una misión temporal".

El presidente advierte que ese panorama, tras la retirada de la ONU, dejaría a miles de civiles inermes, sin protección, y resalta el riesgo de que los serbios aprovechen la coyuntura para lanzarse a nuevas conquistas, incluso a la toma de Sarajevo. Clinton recurre de nuevo al argumento de que si bien la misión de la ONU no ha logrado todos sus objetivos, al menos ha conseguido acabar con las cifras de muertos de los primeros meses de la guerra. El presidente apuesta por seguir en la línea actual, la adoptada en la conferencia de Londres con una mayor implicación de la OTAN. Clinton resalta que la decisión no es fácil, cualquiera que sea, pues no "existe una opción sin riesgos" en Bosnia.

Crédito a la FRR

La adoptada ayer por la Casa Blanca consistió en desbloquear una suma de tres millones de dólares (unos 360 millones de pesetas) como fondos de Naciones Unidas para colaborar al mantenimiento de la Fuerza de Reacción Rápida (FRR). Clinton justificó esta decisión porque, dijo, estamos ante "una situación de urgencia" que requiere finaciación inmediata.Esta línea de prudencia acompañada de actuaciones claras fue respaldada por los responsables de Defensa de EE UU, Reino Unido y Francia, William Perry; Michael Portillo y Charles Millon. Los dos primeros urgieron ayer en Washington cautela a Occidente a la hora de amenazar a los serbios de Bosnia con ata ques aéreos como defensa del en clave de Bihac. "Si lanzamos un ultimátum debe ser real", afirmó Portillo. El ministro francés, por su parte, adelantó que no descarta enviar a las tropas de la FRR a defender el enclave de Bihac.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de agosto de 1995