Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol acusa al PP de lanzar ataques "absurdos irracionales" y atentar contra la convivencia

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, advirtió ayer del "peligro" de que el PP puede captar los votos de los desencantados del Gobierno socialista aunque no compartan el mensaje del partido conservador. Pujol, que pronunció un discurso electoralista en la clausura de la XIII Escuela de Verano que las juventudes nacionalistas han celebrado este fin de semana en Planoles (Girona), señaló que el mensaje del PP, "basado en planteamientos falsos y ataques irracionales y absurdos", puede impresionar al electorado en un momento en que las críticas al PSOE son fácilmente escuchadas. El presidente catalán atribuyó al PP un intento de dividir al país, "hurgar en llagas y heridas, y deshacer situaciones de convivencia consolidada".

Jordi Pujol dio un consejo claramente electoral a los suyos: "Vigilad que, con su radicalidad antisocialista, el Partido Popular no impresione a algunos de nuestros conciudadanos, porque en Cataluña también existe un cierto cansancio hacia el Gobierno socialista". Esta fue su advertencia a los cerca de 200 militantes que han participado en la Escuela de Verano de la Joventut Nacionalista de Catalunya (JNC).Durante su. discurso, el presidente catalán hizo especial hincapié en la necesidad de que CiU revalide la mayoría absoluta en las próximas elecciones autonómicas para que la coalición siga siendo decisiva en Madrid. Las elecciones autonómicas, dijo Pujol, "son más importantes para nosotros que las generales porque nuestra fuerza principal viene de Cataluña".

El presidente de Convergència Democrática de Catalunya (CDC) se mostró partidario de que los comicios autonómicos se celebren antes que las elecciones legislativas, aunque reconoció que existen discrepancias al respecto en el seno de su partido y su socio de coalición, Unió Democrática (UDC). Sin embargo, remarcó que la decisión sobre el orden de celebración de ambos comicios no depende ahora de los nacionalistas catalanes.

Pujol también aprovechó su discurso para justificar la política de apoyo que CiU ha ofrecido durante los dos últimos años al PSOE, así como la decisión de romper con esta colaboración. Añadió que el gran beneficiario de la política de conviven6a y moderación que CiU ha llevado a cabo en Madrid, además de el propio país, es el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC). "A nosotros, en cambio, nos ha costado críticas que debiera haber recibido el PSC", afirmó Pujol.

En su opinión, el PSC está quieto y se esconde tanto como puede, y sólo se moviliza ahora entorno a su nuevo candidato a la presidencia de la Generalitat, el alcalde de Girona, Joaquim Nadal. También reprochó a los socialistas catalanes que "desde hace tiempo no han emprendido ninguna iniciativa de signo catalanista".

Nacionalismo español

Por su parte, el presidente del comité de gobierno de Unió Democràtica (UDC), Josep Antoni Duran Lleida, acusó al Partido Popular de ser "poco responsable" al tratar determinadas cuestiones de Estado, y particularmente la cuestión catalana. En declaraciones a Europa Press, Duran criticó al PP por plantearse la promoción del castellano como segunda prioridad de gobierno y olvidar la pluralidad cultural y lingüística de España. En este sentido, consideré las declaraciones de Aznar "una clara manifestación del nacionalismo español excluyente que practica el PP". Así, advirtió, "poco puede esperarse de cara a una futura colaboración".

El líder democristiano calificó, por otra parte, de "aberración jurídica" la inculpación del presidente del Gobierno, Felipe González, ante el Tribunal Supremo como presunto fundador y dirigente de los GAL, y solicitó del poder judicial "un rápido esclarecimiento de los hechos". La inclusión de Felipe González, por parte del juez Garzón, en la lista de los vinculados al caso GAL es un acto más de una cadena de despropósitos judiciales y políticos que España sufre en los últimos meses y que minan profundamente la confianza en el Estado, tanto en el interior como en el exterior", añadió.

Duran quitó todo crédito a las acusaciones del ex dirigente de los socialistas vizcaínos, y hoy próximo al PP, Ricardo García Damborenea, y llamó a separar en el tiempo la decisión sobre la fechas de las elecciones de tales declaraciones.

"El respeto a la democracia parlamentaria exige de cualquier demócrata que entienda que la palabra de García Damborenea no debe ni puede ser la causa que provoque la decisión de aceptar o no un adelante electoral", dijo.

"Democracia chantajeada"

Duran añadió que "la democracia española, que no por consolidada deja de ser de baja calidad, pasaría a ser una democracia chantajeada". A su juicio, el único "destino lógico" de García Damorenea tras su autoinculpación y su apología del terrorismo de Estado debería ser la prisión incondicional".

Duran Lleida criticó también al Partido Popular por su actitud de acoso y derribo el Gobierno socialista. "El PP debería entender que el Gobierno del futuro no se construye sobre las cenizas del presente y menos aún sobre las sombras de criminalización de sus titulares" afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de julio de 1995

Más información

  • Duran Lleida califica de "aberración jurídica" la inculpación de González en el 'caso GAL'