Janvier anuncia acciones disuasorias de la OTAN para defender Bihac

El responsable de las tropas de las Naciones Unidas (ONU) en la antigua Yugoslavia, el general francés Bernard Janvier, finalizó ayer una visita a la sede de la Alianza Atlántica (OTAN) para estudiar las medidas militares que permitan defender el enclave de Gorazde de un ataque de las tropas serbobosnias. Janvier confía en que las acciones que prepara la OTAN sean "lo suficientemente disuasorias" para evitar un ataque contra la zona protegida de Bihac.El general francés reconoció que las tropas de la ONU no tienen ni el mandato ni los medios necesarios para garantizar la defensa de las llamadas zonas seguras de Bosnia-Herzegovina, y que en las resoluciones de la ONU nunca se han aprobado los medios para defender estas zonas". Añadió que con la ayuda de la OTAN se podrán rechazar todos los ataques de las tropas serbobosnias.

En el caso de Bihac, el responsable militar francés estableció una clara distinción entre el enclave y la zona protegida por la ONU. De momento, "la zona de seguridad en torno a la ciudad no ha sido atacada", precisó. Los mandos militares, aliados siguen estudiando extender a Bihac la amenaza contra las tropas serbobosnias, aprobada en la madrugada del miércoles en Bruselas, para garantizar la seguridad de Gorazde.

El general Janvier, que mantuvo el jueves un encuentro con los responsables militares de los cascos azules en Zagreb, tiene previsto reunirse hoy con el almirante Leigthon Smith, responsable militar del conjunto de las tropas aliadas para el sur de Europa con base en Nápoles, para preparar medidas de protección de Bihac.

Janvier afirmó también que no hay solución militar al conflicto de Bosnia-Herzegovina si no se logra un acuerdo político entre las partes enfrentadas sobre el terreno.

De acuerdo con la decisión del secretario general de la ONU, Butros Butros-Gali, el general Janvier es quien tiene la autoridad para dar el visto bueno a ataques aéreos de la OTAN contra los serbios de Bosnia-Herzegovina en defensa de Gorazde.

Conversación Clinton-Yeltsin

[Por otra parte, los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Bill Clinton y Borís Yeltsin, hablaron ayer por teléfono sobre la evolución del conflicto en los Balcanes. La Casa Blanca hizo público que ambos estuvieron de acuerdo en destacar que los serbobosnios deben poner fin a sus ataques a las zonas protegidas, informa Reuter. Clinton añadió que si esos ataques no cesan la OTAN está decidida a actuar en consecuencia. Desde Moscú, mientras, la agencia Interfax difundió que Yeltsin había transmitido a su homólogo su preocupación por el agravamiento de la guerra en Bihac y le había solicitado mediación para "evitar" que los croatas entren en el conflicto.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de julio de 1995.

Lo más visto en...

Top 50