Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dorado: un historial delictivo

El ex sargento de la Guardia Civil Enrique Dorado Villalobos tiene un extenso y variado historial delictivo. Su última condena fue el único resultado práctico del informe Navajas, sobre presunta corrupción en la Comandancia de Intxaurrondo (San Sebastián). Le cayeron cuatro meses de arresto por sobornar a un responsable del servicio de vigilancia fiscal de la Guardia Civil para que hiciese la vista gorda durante el desembarco de un alijo de tabaco de contrabando.Ya era reincidente por partida doble. En 1989 fue condenado a cinco años y diez meses de prisión por robo con violencia, tenencia ilícita de armas y sustracción de vehículo en relación con él atraco a un comercio de Irún (Guipúzcoa). En 102 fue condenado de nuevo, esta vez por torturar once años antes, en 1983 a Jokin Olano, detenido por atraco a un furgón blindado.

Los dos agentes ondenados junto a Dorado por este delito fueron indultados por el Consejo de Ministros el pasado mes de marzo. En cambio, Dorado Villalobos fue expulsado de la institución el 6 de junio por su carácter reincidente. El expediente de inutilidad física que la Guardia Civil envió al Ministerio de Defensa para que Dorado no perdiera los derechos del personal militar que pasa a a reserva fue desestimado.

El comisario general de Policía Judicial, Enrique de Federico, se entrevistó hace unos días con un contrabandista amigo de Dorado a fin de que Intentara convencer al ex sargento para que contase al juez Carlos Bueren lo que sabe del caso Lasa-Zabala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de julio de 1995