Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia y el forense discrepan sobre la muerte de Rosa Zarra

Los informes clínicos presentados ayer en el Juzgado de Instrucción número 3 de San Sebastián sobre la causa de la muerte de Rosa Zarra difieren abiertamente. Zarra falleció el pasado 30 de junio, una semana después de recibir en el vientre el impacto de una pelota de goma lanzada por la Ertzaintza (policía autónoma).La autopsia realizada por el- forense de la Audiencia de San Sebastián sostiene que el fallecimiento se produjo por causas naturales, mientras que Germán Tamayo, el médico designado por la familia Irazusta Zarra, incide en que el pelotazo causó la infección generalizada que no pudo superar Rosa.

El abogado de los familiares, Iñigo Iruin, señaló ayer que "hay que esperar todavía a los resultados de la anatomía patológica" que se está realizando en el Instituto nacional de Toxicología para determinar las causas de la muerte de Rosa Zarra. Xabier Irazusta, uno de los seis hijos de la fallecida, declaró ayer que no tiene ninguna duda de su madre murió por el proceso derivado del pelotazo de la Ertzaintza y aseguró que su salud "era buena aunque le habían transplantado un riñón hace 11 años".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de julio de 1995