Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Irene Gutiérrez Caba, una de las grandes actrices españolas

Miembro de una dinastía de actores, dedicó sus 65 años al teatro

La actriz Irene, Gutiérrez Caba, de 65 años, murió en la tarde de ayer a consecuencia de una enferme dad hepática. Nacida en Madrid, hija de los acto res Irene Caba Alba y Emilio Gutiérrez, había empezado su carrera teatral siendo una niña. Sus hermanos Julia y Emilio la siguieron en esta profesión, una tradición familiar que se remonta a sus bisabuelos. Los restos de la actriz serán inhumados hoy en el cementerio' de la Almudena.

MÁS INFORMACIÓN

Irene Gutiérrez Caba había sido operada hace un mes de una dolencia que padecía hacía tiempo. Considerada una maestra del teatro español, dio sus primeros pasos como actriz en las funciones infantiles del teatro Infanta Isabel, donde su madre formaba parte del cuadro de actores. En 1945, inició su carrera profesional con la obra de Carmen de Icaza Vestida de tul.

En 1951, ingresó en la Compañía de la gran Catalina Bárcena, con la que tuvo un pequeño papel en la comedia Primera de otoño de Martínez Sierra. No obtuvo su primer éxito como pri mera actriz hasta 1963 con la comedia de Alfonso Paso Los derechos del hombre con la que alcanzó la fama y logró el premio Minerva de plata del Círculo de Bellas Artes.

En 1969 formó su propia compañía de teatro que dirigió José Luis Alonso; asimismo grabó un disco de poemas con José María Rodero que lleva el título de Poesía de amor en castellano. El 9 de agosto de 1956 contrajo matrimonio con Gregorio Alonso, que además de ser actor fue su manager y administrador, y tuvieron un hijo, José Luis.

Aunque Irene Gutiérrez Caba se centró sobre todo en el teatro, trabajó también para el cine y la televisión; interpretó su primera película Barrio, en 1957, y en 1959 comenzó su carrera en Televisión Española con una serie de Jaime de Armiñán. Entre sus películas figuran La becerrada. (1963), La tía Tula (1964), de Miguel Picazo; Mi querido profesor (1966), de Javier Seto; Agonizando en el crimen (1966); Cabezas quemadas (1967); En busca de papá (1967); Como está el servicio (1968), de Mariano Ozores; Otra vez, adiós (1980), de Miguel Ángel Rivas, en esta Í última hizo su primer papel protagonista para el cine; y ¡Viva la clase media! (1980), de José Luis Garci. De su también frecuente colaboración con televisión cabe resaltar Historias de la frivolidad, de Ibáñez Serrador, que, logró el primer premio en el festival de TV de Cannes; La visita de la vieja dama, El día después de la feria, La gaviota, Mesas separadas, Juana la loca, Las brujas de Salem, Paso a nivel, Helen Keller, o la serie Bajo el mismo techo.

En 1981 grabó para Televisión Española El pelícano y, a continuación, inició una gira, sustituyendo a Mary Carrillo como protagonista de la obra de Gala La vieja señorita del paraíso.

En 1985, encarnó el papel de la madre del abogado Cosme (Juan Echanove) en la serie Turno de oficio, realizada por Antonio Mercero. En 1986 inició el rodaje de la película La casa de Bernarda Alba, de Mario Camus.

Volvió a trabajar con su hermana Julia en 1988, después de dieciséis años, en Los viernes, amor, en la obra Leyendas, de James Kirkwood, que siguió representándose durante 1989 en provincias. Sus siguientes trabajos en el teatro fueron Reflejos con cenizas (1990 y 199 l), de Manuela Reina; con José Luis López. Vázquez Cena para dos (1992); y junto a su hermana y a Amparo Baró en Siempre en Otoño (temporada 1992-93, y 93-94), de Angel García Moreno, por cuyo trabajo fue finalista en el Premio Mayte Commodore en 1994.

Entre otros premios le fue concedida el 29 de diciembre de 1994, al igual que a su hermana Julia, la' Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes 1994, que le impusieron los Reyes, en Mérida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de julio de 1995