Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Jacko' reina en Madrid

La estatua de Michael Jackson muestra al cantante como un militar

El autoproclamado Rey del Pop -aunque, a tenor de sus iniciativas artísticas, tal vez debiera proclamársele con mayor propiedad Rey de la mercadotecnia- tiene ya estatua en Madrid. Una enorme efigie de Michael Jackson de alrededor de 10 metros de altura fue descubierta ayer a las siete de la tarde por los pinchadiscos Joaquín Luqui y Fenandisco y el director de El Corte Inglés de Goya, a la misma puerta de dichos grandes almacenes y ante la ansiosa mirada de cerca de 2.000 personas, entre fans, niños y curiosos, que esperaban la última vuelta de tuerca promocional del ambiguo artista.

La estatua, de la que sólo hay siete copias ubicadas en otras tantas capitales del mundo, permanecerá un mes en la plaza de Felipe II y muestra al autor de Billy Jean, Thriller o Bad como un orgulloso militar, tal y como el cantante aparece en el primer vídeo promocional de su último disco, History. Dicho vídeo presenta a Michael dirigiendo un ejército en las calles de Budapest e incluye escenas de acción en las que se ve claramente cómo sus tropas persiguen a gentes que enarbolan banderas rojas. Tal fervor anticomunista quizá le sirva para reparar su maltrecha reputación, presentándolo como salvador de la humanidad ante el avance de las hordas bolcheviques.

De momento, le ha servido para volver a centrar la atención de los madrileños en su persona. De hecho, es probable que el alcalde esté encantado de tener en su ciudad un nuevo monumento el de un héroe en uniforme de paseo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de junio de 1995