Paralizada la expulsión del dominicano que denunció maltrato

La solicitud de expulsión de España de Antonio Florentino Ayala, inmigrante dominicano irregular, que dijo ser agredido por la policía en la comisaría de Fuenlabrada, ha quedado paralizada por orden de la Delegación del Gobierno, que ha abierto una investigación sobre los hechos. Antonio Florentino Ayala, de 26 años, tuvo que ser intervenido el sábado de una peritonitis aguda por perforación de intestino en el hospital Severo Ochoa de Leganés. Él atribuye la lesión a la paliza que le propinaron ese día tres agentes del Cuerpo Nacional de Policía en la comisaría de Fuenlabrada (165.000 habitantes). También denuncia haber sido golpeado por los agentes locales que le arrestaron (véase EL PAÍS de ayer). En el hospital, le notificaron que la policía había iniciado un expediente de expulsión del país por estancia ilegal.

Previamente. a la paralización de la expulsión, y según el abogado de Florentino, Antonio Hernando, la policía había solicitado a la juez su ingreso en el centro de extranjeros de Moratalaz. Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que presuntamente le agredieron en la comisaría, prestaron ayer declaración ante la titular del Juzgado número 3 de Fuenlabrada, informa Efe.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS