Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón reactiva la investigación de los crímenes del Monbar mientras ultima el 'caso GAL'

El juez Baltasar Garzón ha decidido reactivar la investigación del atentado de los GAL en el hotel Monbar, de Bayona (Francia), en el que cuatro etarras fueron asesinados en 1985, mientras da por concluidas las pesquisas del secuestro de Segundo Marey, en 1983, y ultima el sumario del caso GAL en la parte relativa a financiación. Uno de los condenados por el caso Monbar implicó a José Amedo. En el caso GAL, y en relación con el uso de los fondos reservados de Interior, han sido citados a declarar la próxima semana Julián Sancristóbal, ex director de la Seguridad del Estado; Rafael Vera, ex secretario de Estado para la Seguridad, y Francisco Álvarez, ex jefe de Policía de Bilbao y ex jefe del Gabinete de Operaciones Especiales.

El magistrado se ha decidido a reactivar uno de los sumarios sobre atentados con muertes de los GAL que permanecían congelados. Esta iniciativa se produce después de que el juez haya perfilado las presuntas implicaciones de ex altos cargos del Ministerio del Interior y de funcionarios de policía en el secuestro de Marey y la posible participación de algunos de ellos en los atentados de los bares Batzoki y la Consolation -seis asesinatos frustrados- Actualmente, Garzón está trabajando en la averiguación de la financiación del grupo por medio de fondos reservados, pero el caso Monbar será el sumario en el que se investiguen a fondo cuatro asesinatos consumados.

Garzón, a instancias del fiscal Pedro Rubira, ha acordado la realización de una comisión rogatoria para interrogar al mercenario de los GAL Pierre Frugoli y averiguar el paradero de Lucien Mattei.

Estos dos asesinos a sueldo fueron condenados en Francia a cadena perpetua (el cumplimiento máximo son 18 años), como autores del cuádruple crimen por un tribunal de Pau, si bien la Audiencia de París redujo a 20 años la condena de Frugoli.

Asimismo, Garzón ha requerido a las autoridades francesas para que aporten la sentencia que sobre este caso dictó la Audiencia de París. Fuentes de la investigación consideran que en el documento se aportan detalles importantes relativos al pago en moneda francesa de los ejecutores franceses, la entidad bancaria en la que se efectuó el ingreso y dónde se cambió el dinero. En la sentencia relativa al secuestro de Marey también se constataba que a los mercenarios Mohand Talbi y Jean Pierre Echalier, autores materiales del secuestro, les pagaron en francos.Amedo,sospechoso

En el juicio en Francia se citó como sospechoso del reclutamiento de los dos mercenarios al ex policía José Amedo. Amedo no ha sido juzgado nunca por estas muertes, y si se demostrase su participación en este asunto, podría ser condenado de nuevo a penas superiores a 30 años. Sin embargo, debido a que el ex agente continúa cumpliendo condena por el máximo de 30 años, la posible nueva condena le saldría gratis.

Pero no todo es favorable para Amedo, porque si se negase a seguir colaborando con la Justicia y se le pudiese probar su participación -por medio del testimonio de los mercenarios u otros procedimientos-, Garzón podría decretar su prisión preventiva y enviarlo de nuevo a la cárcel, no sólo para ir a dormir.

Por otro lado, los peritos del Banco de España ratificaron ayer el informe que emitieron la semana pasada sobre los movimientos de la cuenta de fondos reservados del Ministerio del Interior y su correspondencia con las cuentas e inversiones de Julián Sancristóbal y Francisco Álvarez en la sucursal de Induban en Jerez de la Frontera (Cádiz).

Los tres peritos afirmaron ayer que manejan como hipótesis de trabajo, con carácter general para todo el periodo investigado -entre 1986 y 1991-, que a las salidas de importantes sumas de la cuenta 25-012128-6 de Interior en el Banco de España, correspondían inversiones en metálico de Sancristóbal en un plazo que oscilaba entre 7 y 10 días. Los peritos destacaron que no está absolutamente acreditada la correspondencia, si bien existe una relación.Dinero de origen oscuroJosé María Stampa Braun, letrado de Sancristóbal, afirmó que los peritos no habían establecido que el dinero que manejaba su cliente en el Induban de Jerez procediese de los fondos reservados. Únicamente han demostrado los cheques de siete millones aportado por Roldán y el de 15 millones pagado por Vera a Francisco Álvarez.

El letrado de la acusación particular Teodoro Mota indicó que, en aquellas fechas, Sancristóbal no tenía otros ingresos, negocios o medios económicos que el sueldo que cobraba por su cargo público, lo que, a su entender, no le permitía manejar sumas de decenas de millones de pesetas, como no fuera su disposición de la cuenta de fondos reservados del Ministerio.

La salida del cheque de 15 millones con cargo a la misma cuenta, que fue invertido en un pagaré del tesoro a nombre de Carmen Enrich, esposa de Francisco Álvarez, según los peritos, se produjo una semana después de que éste hubiera dimitido como jefe del Gabinete de Información y Operaciones Especiales de Interior, por lo que parece poco verosímil la explicación facilitada de que Álvarez sacó el dinero para pagar un confidente de una operación antiterrorista.

Para explicar estos extremos, Garzón ha citado a declarar el lunes 12 a Julián Sancristóbal, y el miércoles 14 a Rafael Vera y Francisco Álvarez. Vera, que en noviembre de 1986 acababa de tomar posesión como secretario de Estado para la Seguridad, relevando en sus funciones a Sancristóbal que era director de la Seguridad del Estado, fue quien entregó a Álvarez el cheque de los 15 millones que se invirtió en el pagaré del Tesoro.

Por otro lado, el comisario Miguel Planchuelo, procesado por el caso GAL, acudió ayer a una revisión forense para poderse someter a un tratamiento médico como consecuencia de una enfermedad degenerativa en las vértebras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de junio de 1995

Más información

  • Sancristóbal, Vera y Álvarez, citados para que expliquen el uso de fondos reservados