Cámaras de TV para certificar la 'buena voluntad' de Karadzic

El mimado escenario de la liberación es importante de por sí. Se cuida de nuevo el mínimo detalle, para que ésta aparezca como otra victoria mediadora del presidente serbio, Slobodan Milosevic, (ex arquitecto de la guerraen Bosnia), muy necesitado ahora de puntos para convencer a la comunidad internacional de que le levante el embargo. Y además se reclama inusualmente la presencia de cámaras de televisión para que sean testigos de la "buena voluntad" del doctor Radovan Karadzic, máximo líder político de los serbios de Bosnia.Si sé confirma en las próximas horas esta segunda liberación parcial de los cascos azules que empezaron a ser capturados por los rebeldes serbios hace 11 días, la llamada crisis de los rehenes no habrá. variado un ápice. Karadzic seguirá teniendo en la mano una baraja de 150 hombres con los que presionar y ridiculizar a las Naciones Unidas. Una fuente de la Fuerza de Protección de la ONU (Unprofor) definió ayer en Sarajevo la situación con amargura: "Están jugando con nosotros".

Más información

El mando militar de los serbios de Bosnia exige antes de proceder a la liberación de todos los rehenes, el compromiso público por parte de la ONU de que no habrá más ataques aéreos de la Alianza Atlántica. El asesor político del secretario general de la ONU para Asuntos Políticos, el indio Chinmaya Gharikhan, que el lunes fracasó en su intento de entrar en Sarajevo para entregar a los serbios bosnios un mensaje de Butros-Gali optó ayer por regresar a Nueva York. Gharikhan no podrá decir a Karadzic que exige la libertad incondicional de los rehenes.

La ONU se ve maniatada en esta situación. No hay convoyes humanitarios en las rutas controladas por los serbios, el aeropuerto de Sarajevo lleva ocho semanas cerrado y no se puede responder a las provocaciones serbias en los enclaves bosnios de Bihac, Srebrenica y Gorazde teóricas zonas seguras de la ONU.

[Francia, a través de su primer ministro, Alain Juppé, lanzó una firme advertencia a los dirigentes serbios, a los que hizo responsables de lo que pueda pasa a los cascos azules retenidos e calidad de rehenes. "Quiero recordar a los líderes serbios de Bosnia que les hacemos directa y personalmente responsables por la seguridad de cada uno de los rehenes, sean o no franceses Esto no es ninguna advertencia en vano", dijo Juppé en una declaración ante el Parlamento francés, informa Reuter.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 06 de junio de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50