Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil intenta salvar al único condenado del "informe Navajas"

La Guardia Civil ha remitido al Ministerio de Defensa un expediente de inutilidad física del sargento Enrique Dorado Villalobos, en lo que fuentes policiales interpretan como una maniobra para impedir su expulsión, solicitada por el Ministerio de Justicia e Interior. Dorado Villalobos, condenado por torturas, robo y cohecho, fue el único de los guardias investigados en el informe Navajas, sobre presunta corrupción en la comandancia de Intxaurrondo (San Sebasdán), que acabó en el banquillo.

El 3 de marzo, el Consejo de Ministros indultó a los guardias civiles Manuel Barroso y José Domínguez Tuda, condenados por torturar a Joaquín Olano en 1983. No obtuvo la medida de gracia Dorado Villalobos, a quien la Audiencia de San Sebastián condenó en 1992 por los mismos hechos.Al contrario, el Ministerio de Justicia e Interior remitió el pasado 24 de abril a Defensa, con informe favorable, el expediente de "pérdida de la condición de militar de carrera" del sargento. Es decir, su expulsión de la Guardia Civil, consecuencia automática de la pena de inhabilitación que le fue impuesta y no indultada.

La no concesión del indulto al suboficial se relaciona con su carácter de reincidente: en 1989 fue condenado a cinco años y 10 meses de cárcel por robo con violencia, tenencia ilícita de armas y sustración de vehículo, en relación con el robo a una tienda de Irún (Guipúzcoa); en 1994, fue condenado de nuevo, esta vez a cuatro meses de arresto y dos millones de multa por cohecho, ya que sobornó a un responsable del servicio fiscal de la Guardia Civil para que relajase la vigilancia durante la descarga de un alijo de tabaco de contrabando.

Esta última sentencia fue el único resultado práctico del informe Navajas, que el jefe de la fiscalía de San Sebastián entregó en mayo de 1989 al fiscal general del Estado, con las denuncias por supuesta complicidad entre agentes de Intxaurrondo, a las órdenes del teniente coronel Rodríguez Galindo, y grupos mafiosos.

En Defensa se tramitan en la actualidad los dos expedientes sobre Dorado Villalobos: uno de expulsión del cuerpo, remitido por el Ministerio de Justicia e Interior, y otro de inutilidad física, enviado por la Guardia Civil. Aunque ambos conllevan la separación del servicio activo, el primero supone, la pérdida de cualquier retribución, y el segundo el disfrute de todos los derechos que corresponden al personal militar que pasa a la reserva por pérdida aptitudes psicofisicas.

Será el ministro de Defensa quien firme uno u otro expediente, pero las presiones para que prospere el primero y se garantice un retiro desahogado al ex jefe de uno de los grupos anti-ETA de Intxaurrondo son muy fuertes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de mayo de 1995

Más información

  • Defensa tramita dos expedientes al sargento Dorado Villalobos