El Poder Judicial suspende por un año a un juez por tener acumuladas 393 causas pendientes de sentencia

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer, suspender en sus funciones durante un año al magistrado Ismael Kiran Ordaz, de 42 años, titular del Juzgado de Primera Instancia número 47 de Madrid, como autor de una falta muy grave consistente en el "retraso injustificado y reiterado" en sus funciones. Según un informe del Servicio de Inspección, en junio de 1994, el número de procedimientos civiles terminados pendientes de que el juez Kiran dictara sentencia era de 393, situación estimada entonces "enormemente preocupante".Según el informe del. Servicio de Inspección del CGPJ, en el mencionado juzgado existían entonces "procedimientos de toda índole que quedaron conclusos hace más de dos años, en los que aún no se ha dictado la oportuna sentencia". El expediente disciplinario descubrió que este magistrado sólo acudía al juzgado "dos o tres días por semana, a partir de las 13.30 horas". Tan escasa dedicación le impedía ejercer su fúnción judicial y producía "una perturbación en la normalidad del funcionamiento del servicio público de la justicia".El instructor del expediente, el magistrado. Nicolás Díaz Méndez,con el informe favorable del fiscal, propuso que el juez Kiran fuera expulsado de la carrera judicial. Sin embargo, el pleno acordó ayer, además de la suspensión por un año, un expediente de jubilación por incapacidad. Kiran alegó que había sufrido "un proceso depresivo" que disminuyó su productividad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 23 de mayo de 1995.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50