Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU acusa a ex altos cargos de Renfe de estafa la través de empresas fantasmas'

El grupo parlamentario de Izquierda Unida (IU) denunció ayer, en conferencia de prensa, la existencia de una red de sociedades fantasmas, constituida por antiguos altos cargos de Renfe, que se habría beneficiado de adjudicaciones de contratos públicos de Ferrocarriles de Vía Estrecha (Feve) y habría estafado a 18 pequeñas y medianas sociedades, principalmente en Asturias y Galicia. Los portavoces de IU aseguraron no haber cuantificado el monto total de la supuesta estafa.Según IU, se encuentran implicados en la trama Guillermo Vázquez Cabezas, que fue asesor de Abel Caballero cuando éste ocupó la cartera de Obras Públicas en el primer Gobierno socialista, y Ramón Boixados, presidente de Renfe entre diciembre de 1982 y septiembre de 1985, así como Alfonso García-Pozuelo, ex jefe de ingeniería civil de Renfe; José Luis García Gordillo, ex funcionario de Obras Públicas y Manuel Marín Sánchez, en quien se da la circunstancia de que es cuñado de Carmen Romero, la esposa del presidente del Gobierno, Felipe González.El 'caso Filesa'

La portavoz del grupo parlamentario de IU, Rosa Aguilar, y los diputados de esa formación Mariano Santiso y Manuel García Fonseca anunciaron que entregarán en los próximos días al juez instructor del caso Filesa (supuesta financiación ilegal del PSOE), Marino Barbero, y al fiscal general del Estado, Carlos Granados, la documentación que han podido reunir sobre este asunto. Su eje central sería la firma Austral Ingeniería, mencionada en el sumario referente al caso Filesa.

García Fonseca, cuyas denuncias sobre irregularidades en Feve ya causaron el cese de uno de sus presidentes, Gonzalo Martín Baranda, afirmó ayer que el nuevo caso consiste en "una cadena de tráfico de influencias y trato de favor que ha cometido clamorosas subcontrataciones irregulares". Recalcó que los implicados son "personas próximas al poder" y que sus actividades son ya conocidas por la Administración.

De acuerdo con los datos de IU, la empresa Austral ha sido beneficiada desde su constitución, en 1989, con la adjudicación de numerosas obras públicas que luego subcontrataba con filiales suyas. A su vez, éstas las subcontrataban con las pequeñas y medianas que las realizaban. Pero, a la hora de ir a cobrar, estas otras firmas se encontraban con que las filiales de Austral se hallaban en suspensión de pagos o incluso, como en lo referente a Aroza Construcciones, en paradero desconocido.

Hasta 1994, siempre según la versión de IU, Austral ha conseguido licitaciones por 17.700 millones de pesetas con Renfe y por 4.621 con otros organismos dependientes de la Administración central.

La dirección de Renfe no hizo ayer ninguna declaración oficial respecto a las denuncias de IU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de mayo de 1995