Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FISIOLOGÍA

Un reloj biológico permite predecir el parto

Un equipo de científicos australianos y británicos ha descubierto la existencia de un reloj placentario que está activo desde las primeras etapas del embarazo e influye en la longitud de la gestación y el momento del parto y el nacimiento. Los científicos han estudiado 485 mujeres embarazadas en las que han observado que la secreción por la placenta de la hormona liberadora de corticotropina (CRH) puede considerarse un indicador de este proceso y que las medidas de la concentración en la sangre de esta hormona en una etapa temprana del embarazo (entre 16 y 20 semanas) permiten identificar los grupos de mujeres que tendrán un parto a tiempo, adelantado o retrasado respectivamente. En opinión de estos investigadores, que publican su trabajo en la revista Nature Medicine, otros datos obtenidos sugieren que la hormona citada actúa directamente como un disparador del parto en humanos.

Hasta ahora se conocía poco sobre los factores que determinan la longitud del embarazo, pero se suponía que el momento del parto estaba controlado en gran medida por acontecimientos de la última fase del embarazo. Los partos prematuros se consideraban una consecuencia de la activación prematura de¡ parto por un proceso patológico que alteraba el curso normal del embarazo.

Según el especialista canadiense John R. Challis, los experimentos realizados por estos científicos confirman con datos por primera vez el mecanismo de actuación de la hormona CRH. El concepto de reloj placentario no es nuevo en sí, señala Challis, pero hasta ahora no se había establecido la posible utilidad clínica de los niveles de la hormona para diagnosticar partos prematuros. También se abre la vía a un tratamiento que frene este proceso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de mayo de 1995