Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey Harald de Noruega se confiesa emocionado al visitar la catedral de Santiago

, El rey Harald V de Noruega con fesó ayer su "emoción" al sentir se tan cerca de la historia a su llegada a Santiago de Compostela. Tanto él como su esposa, la reina Sonia, habían expresado un interés personal en visitar esta ciudad, lo que hicieron en compañía de los reyes Juan Carlos y Sofía. El presidente de la Xunta, Manuel Fraga, que les entregó un libro con grabados gallegos de Julio Prieto Nespereira, alabó "la calidad de vida, el bienestar y la prosperidad" que ha alcanzado su país, "sin olvidar sus raíces y tradiciones", y les invitó de forma "permanente" a Santiago. Después. de recibir las llaves de la ciudad, firmar en el Libro de Oro del Ejecutivo regional y saludar desde el balcón del Pazo de Raxoi, los reyes de Noruega y España recorrieron una alfombra de flores, de 250 metros cuadrados, extendida en la plaza del, Obradoiro y que había sido elaborada por vecinos de Ponteareas. A continuación penetraron en la catedral compostelana y abrazaron la figura del apóstol. Así, de alguna manera, Harald y Sonia renovaron las peregrinaciones nórdicas a Galicia, iniciadas en el siglo XII por el rey Sigurd. Los escandinavos conocían entonces estas tierras por el nombre de Jakobsland, como matizaron Fraga y el propio alcalde de Santiago, Xerardo Estévez.

Los reyes, a los que acompañó el buen tiempo a pesar de la constante amenaza de lluvia, llegaron al mediodía a la plaza del Obradoiro. En ella fueron recibidos por Fraga; el delegado gubernamental en esta comunidad, Domingo García Sabell, y el Gobierno local en pleno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de abril de 1995