El fiscal pide que se vea con "buenos ojos" a los procesados de Terra Lliure

, "Asistimos al final de Terra Lliure y se pueden ver con buenos ojos algunas actitudes de los procesados", afirmó ayer Jesús Santos, fiscal de la Audiencia Nacional, al terminar el informe en el juicio contra 25 independentistas procesados por pertenencia a Terra Lliure y otros delitos. Santos recordó al tribunal que se trata de acciones terroristas, "pero no de delitos de sangre", y por ello solicitó que se apliquen los mecanismos previstos por el Código Penal para los que se acogieron a la vía de la reinserción. Para nueve pidió la remisión de la condena, de forma que no tengan que entrar en prisión.Antes de exponer su informe, el fiscal retiró la acusación de pertenencia a banda armada contra uno de los procesados, Xavier Puigdemont Sitjà. "Las consideraciones políticas corresponden al poder ejecutivo, aunque el tribunal tiene la facultad de solicitar el indulto", afirmó. El proceso contra los 25 independentistas detenidos en vísperas de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 quedará visto para sentencia esta semana.

El Fiscal defendió la redada de la Guardia Civil y aseguró que gracias a ella "los Juegos transcurrieron en paz". Pero aclaró, de inmediato, que no era un proceso al independentismo catalán: "Nada más lejos de mi intención. Las ideas son libres".

Como ya quedó claro en las sesiones del juicio, el fiscal hizo hincapié en los beneficios del artículo 57 bis del Código Penal, que establece ventajas para la reinserción de los arrepentidos. "No es un premio a la traición. Se ha demostrado que es un instrumento eficaz, aunque la Audiencia lo viene aplicando con cierta timidez, ya que opta por la vía del indulto", subrayó.

En este proceso, los que se acogieron a la reinserción, colaborando con la justicia y reconociendo haber formado parte de Terra Lliure y colocado explosivos, se vieron beneficiados de inmediato y fueron puestos en libertad. Otros acusados, en cambio, declararon que renunciaban a cualquier método violento para defender sus ideas, pero no admitieron su militancia en Terra Lliure. En esta situación se encuentran, por ejemplo, los cuatro procesados en prisión provisional desde 1992.

No hubo torturas

Lo que el fiscal negó ayer es que los acusados hayan sido objeto de torturas. Se refirió, caso por caso, a cada uno de ellos y resalté que todos pasaron varios reconocimientos médicos por los forenses cuando fueron arrestados.

El fiscal comentó que algunos informes se referían a lesiones menores, "pero no como consecuencia de malos tratos". La existencia de malos tratos por la Guardia Civil fue alegada por casi todos los acusados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de abril de 1995.

Lo más visto en...

Top 50