Libertad sin fianza para el camionero acusado de colaborar con los GAL

El juez central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, decretó ayer a libertad sin fianza del camionero Miguel Brescia Guillem, detenido por su presunta relación con un atentado de los GAL perpetrado en 1986 y en el que murieron un pastor y una estudiante en Bayona (Francia).La libertad de Brescia obedece, según fuentes de la Audiencia Nacional, al escaso interés de las autoridades judiciales francesas por el detenido, que ha cumplido 40 días en prisión.

Brescia, que ayer mismo salió de la prisión de Carabanchel, deberá comparecer semanalmente en el juzgado más próximo a su domicilio.

El camionero se entregó el pasado 26 de febrero en el puesto de la Guardia Civil de Fuenmayor (La Rioja) tras conocer ese mismo día por EL PAÍS que era buscado por las autoridades francesas como presunto participante en el asesinato, por cuenta de los GAL, del pastor Christophe Matxikote, de 60 años de edad, y la estudiante Catherine Brion, de 19.

Los terroristas se habían apostado en un camino que conduce a un caserío donde vivían varios exiliados relacionados con ETA. Matxikote tenía un terreno próximo a la casa, alquilado a la familia Brion, y se dirigía hacia allí cuando ametrallaron su coche. Una información de un confidente policial señaló a Brescia como uno de los asesinos.

Tras entregarse a la policía española, Brescia pasó a disposición del, Juzgado número 1 de Logroño, que se inhibió a favor de la Audiencia Nacional, donde la causa correspondió al Juzgado Central 2. El juez Ismael Moreno, tras tomar declaración a Brescia, ordenó su ingreso en prisión provisional por un presunto delito de colaboración con banda armada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de abril de 1995.

Lo más visto en...

Top 50