El policía que investigó las identidades, encargado por el juzgado de seguir el caso

El Juzgado de Instrucción número 2 de Alicante, que ha reabierto el caso ante la aparición de las nuevas pruebas, ha determinado que sea el inspector jefe de la policía judicial Jesús García García quien se encargue de la investigación.García fue el policía que, prácticamente en solitario, ha conseguido en dos meses esclarecer la identidad de los cadáveres encontrados en Busot en 1985, algo que no consiguió la Guardia Civil cuando aparecieron los cuerpos. Fuentes de este cuerpo sostienen que siempre barajaron la hipótesis de que las dos víctimas habían sido asesinadas por extranjeros en un ajuste de cuentas, sin relacionar jamás los dos cadáveres sin identificar con los dos presuntos etarras desaparecidos a fines de 1983.

Más información
Cuatro forenses analizan para dos jueces si los restos óseos son de Lasa y Zabala

La posibilidad de que los cadáveres correspondieran a los desaparecidos Lasa y Zabala sí se manejó, en cambio, en el diario La Verdad. El periodista Tirso Marín escribía el 30 de enero de 1985, apenas 10 días después del hallazgo de los esqueletos, lo siguiente: "¿Podrían, como ya apuntábamos días atrás, corresponder a los dos etarras desaparecidos del sur de Francia hace algunos anos, y cuyo hecho se atribuía al GAL, que en aquellos años hacía su aparición en España?".

La sospecha que tenía el periodista no se le ocurrió ni a la policía ni a la Guardia Civil. O, al menos, no consta que hicieran la menor comprobación sobre la veracidad de la misma.

Tirso Marín ha declarado al El Periódico de Catalunya que su fuente de información -un policía de Alicante- le aconsejó que se siguiera investigando en esa línea diciéndole: "Tirso, tírate a la piscina que vas bien".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS