Aumento espectacular de los gastos de defensa

China aumentará este año en más de un 21% los gastos de defensa en comparación con el ejercicio anterior. El presupuesto militar para 1995 ascenderá a 63.000 millones de yuanes (casi un billón de pesetas). Aunque en esta cantidad hay que tener en cuenta la devaluación de la moneda en el año 1994, algunos analistas consideran el incremento bastante notable. El primer ministro, Li Peng, ha dicho al Parlamento que ello permitirá la modernización de las Fuerzas Armadas y la protección de los intereses nacionales en el mar de China meridional. Al igual que Filipinas, Taiwan, Malaisia, Vietnam y Brunei, los chinos. reclaman derechos territoriales sobre las islas Spratlys, que se hallan en la ruta que se dirige hacia el norte desde el estrecho de Malaca.En el año 1988 se produjeron diversos enfrentamientos entre fuerzas chinas y vietnamitas en las islas, que algunos consideran que pueden tener yacimientos dé petróleo y gas, sin olvidar la riqueza piscícola de la zona.

Más información

En fecha reciente, Filipinas ha protestado oficialmente por la presunta presencia de unidades navales chinas en el área. El Gobierno chino manifiesta que no persigue ningún objetivo militar en la zona y que quiere cooperar para que se logre una solución diplomática en el conflicto.

En cualquier caso, el interés de Pekín no pasa inadvertido para nadie, habida cuenta de que su demanda energética es cada vez mayor conforme crece la población y mejora su nivel de consumo y que sus reservas petrolíferas están disminuyendo.

Importar petróleo

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

China se convirtió por primera vez en 1983 en importador de petróleo y es posible que a males de siglo necesite comprar hasta un millón de barriles diarios de crudo en Oriente Próximo.

Según fuentes militares norteamericanas, China está en estos momentos formando una fuerza militar limitada y capacitada para una rápida respuesta con el objetivo de defender sus reclamaciones territoriales en la zona. Pekín está negociando con Rusia la compra de 72 aviones de combate SU-27, capaces de proporcionar apoyo aéreo en las operaciones navales de largo alcance, y acaba de adquirir también 10 submarinos rusos

Por otra parte, la prensa d Hong Kong asegura que la tropas chinas se encuentra en estos momentos en estado de alerta en el Tíbet ante el temor de que grupos independentistas tibetanos estén preparando una campaña de espionaje y de violencia armada financiada por el Dalai Lama. Sin embargo, el Gobierno tibetano, actualmente en el exilio en el norte de la India, ha desmentido la información.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción