Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Violeta Chamorro llama a desobedecer la nueva Constitución nicaragüense

Nicaragua amaneció ayer con dos Constituciones paralelas, tras la publicación de las reformas a la Carta Magna en los diarios locales por mandato del Congreso Nacional. La presidenta del país, Violeta Chamorro, hizo un llamamiento a la desobediencia civil ante la nueva Constitución. "Una simple publicación en cualquier medio de comunicación no le dará valor legal alguno", sentenció la mandataria, que puso fin a un periodo de negociaciones entre los poderes Ejecutivo y Legislativo para tratar de zanjar sus diferencias. La grieta abierta entre los dos poderes se agrandó ayer tras la decisión del titular de la Cámara, Luis Humberto Guzmán, de decretar la entrada en vigor de la ley sin el aval de Chamorro.Los ciudadanos se encontrarán con efectos indeseados en la vida cotidiana, como en el caso de los impuestos. Según las enmiendas, el Parlamento tendrá la potestad de dictar las leyes tributarias. Al no reconocer estas atribuciones, el Ejecutivo continuará con su política fiscal vigente y el ciudadano se puede encontrar ante un dilema cuando trate de cumplir con sus obligaciones.

Las repercusiones más graves para la economía nacional, recién salida de casi una década de postración y con un nivel de crecimiento del 2,4% en 1994, se centran en el posible alejamiento de la inversión extranjera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de febrero de 1995