"Vete al extranjero", sugirió Folchi a un testaferro utilizado en la trama

Albert Freixa, un testaferro utilizado en la trama creada por Javier de la Rosa, aseguró al juez que Juan José Folchi, inculpado y ex abogado del financiero, le dijo que se fuera al "extranjero a estudiar" cuando le comentó que había recibido una citación de la policía Freixa fue administrador de la sociedad Acie, utilizada para pagar comisiones en la venta del edificio de CNL a la Generalitat. Freixa se encargó de la administración de la citada sociedad hasta poco antes de que estallara el escándalo.

Más información
Manipulaciones con firmas y membretes

Freixa contó lo ocurrido ante el juez en su declaración del pasado 16 de diciembre. Explicó que fue administrador único de Acie durante una época -salió de ella el 30 de septiembre pasado- a cambio de un sueldo y que la mayoría de los asuntos "se despachaban en el despacho de Folchi asociados". Freixa manifestó que supuso que Acie estaba relacionada con De la Rosa porque emitían facturas contra empresas del Grupo Torras.Lo que relató con más detalle fue las conversaciones que tuvo con Folchi y otro de los abogados del despacho, Francesc Pont, a propósito de la citación que había recibido de la policía. "Se pusieron a pensar en voz alta cómo montar una especie de película de los hechos para dar una explicación, pero no estaban absolutamente tranquilos. En algunos momentos de la conversación hablaron de unos pagarés y que en ese momento le dijeron que volviera a la policía y que crearían un documento para que lo firmara [el propio Freixa]", según recoge su declaración. Pont también le dijo que se marchara al extranjero.

Fue durante esa conversación cuando Folchi le dijo: "Hay un tema de provisión de fondos relacionada con un edificio en el que hay una comisión que ha ido a parar a un hijo de Pujol", siempre según la declaración del testigo. Al juez, Freixa le explicó que supuso que se referían al edificio de CNL. Folchi ha negado en declaraciones esta versión y la instrucción ha aclarado que el dinero fue en realidad a El Observador.

Freixa se refirió de pasada a Francisco lbáñez, uno de los administradores de Acie, fallecido antes del estallido del caso. Otros inculpados y testigos en la Causa -como De la Rosa o Massó, también administrador de Acie- atribuyeron al fallecido poderes absolutos en los asuntos de la sociedad. El financiero sugiere que era el propio Ibáñez quien pagaba o cobraba comisiones sin preguntar los motivos.Grupo Torras

La documentación de Acie constituye uno de los principales quebraderos de cabeza de los implicados en el caso que también están demandados por KIO en el caso Torras. No en vano Acie facturó miles de millones de pesetas al mencionado Grupo Torras y la verdadera identidad de sus propietarios aún no se conoce. Tan sólo, según aparece en el sumario, el nombre de una sociedad holandesa, Hertili, que ninguno de los afectados admite conocer. En teoría el representante de Hertili es la firma, auditora Price Waterhouse.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS