Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Brujo convoca al público a punta de jamón

El actor estrena en Madrid 'La sombra del Tenorio', de Alonso de Santos

Aunque sus intervenciones teatrales y televisivas siempre se han saldado con éxito de público y crítica, Rafael Álvarez, El Brujo, recurre para atraer al público, por primera vez en la historia del teatro, a uno de los manjares más cotizados: un jamón. La vianda no sólo no es de atrezzo, sino que se rifa diariamente entre los espectadores que a partir del próximo lunes, día 6, vayan a ver La sombra del Tenorio, de José Luis Alonso de Santos y último trabajo de este actor, al teatro María Guerrero de Madrid. Directivos de Pentación, productora teatral que asume la puesta en escena de este espectáculo, aseguran que el jamón es ibérico y que muchos agraciados que participaron en los sorteos de las representaciones que han precedido al estreno madrileño hablan de las bondades y excelencias del pernil.

La sombra del Tenorio se desarrolla en un hospital de caridad de la posguerra española, donde un viejo actor vive sus últimos días y su último deseo: interpretar a Don Juan. Él siempre hizo de Ciutti, personaje secundario en El Tenorio. Sobre esta base, El Brujo improvisa, juega con el público, reflexiona sobre la vida y la muerte y sobre el oficio de él y su personaje. "El milagro de la función", dice el actor, "es que dentro de la fiesta se llega al límite, a la verdad y a la raíz de la, relación del actor con el público ... ; es fascinante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de febrero de 1995