Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ofensiva de Clinton para lograr que el Congreso apruebe la ayuda a México

"Si conseguimos poner a México en la senda del crecimiento, el paquete de ayuda impulsará nuestras exportaciones, asegurará nuestros puestos de trabajo, protegerá mejor nuestras fronteras y salvaguardará la estabilidad económica en nuestro hemisferio". Con estas declaraciones, el presidente Bill. Clinton entraba ayer de pleno en la campaña para convencer al Congreso de la necesidad de ampliar a 40.000 millones de dólares (5,3 billones de pesetas) la línea de crédito al país vecino. El banco J. P.Morgan dio su apoyo al presidente.

Los demócratas más a la izquierda y los republicanos más conservadores, que en su día dificultaron la aprobación en el Congreso del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Canadá y México, son los que se oponen a este nuevo paquete de ayudas. Algunos de ellos atacaron duramente el plan, acusando al presidente de defender con dinero público los intereses de Wall Street, donde importantes fondos de inversión han sufrido pérdidas a raíz de la devaluación del peso."Si no actuamos a tiempo, la crisis de confianza en la economía mexicana se extenderá a otras economías emergentes en Latinoamérica y Asia, los mercados que hoy compran nuestros bienes y servicios y que más nos comprarán en el futuro", señaló Bill Clinton. El presidente cuenta con importantes apoyos fuera del Congreso. El ex presidente de J.P. Morgan Dennis Weatherstone se mostró partidario de conceder esta ayuda. "Esta claramente en el interés de EE UU evitar una prolongada crisis financiera mexicana y prevenir su propagación a otros mercados emergentes". Recientes editoriales del New York Times y The *Washington Post, dos de los diarios más influyentes de EE UU, apoyaban la iniciativa de Clinton y criticaban la "miopía" de los oponentes al plan.

Para el Fondo Monetario Internacional, la ayuda de EE UU permitirá a México alcanzar en breve la estabilización de su economía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de enero de 1995

Más información

  • J. P. Morgan da su apoyo al presidente