Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Fantasía e imaginación: su poder en la enseñanza

Kieran Egan. Ediciones Morata.158 páginas. Madrid 1994

Este libro se presenta como un enfoque alternativo de la planificación de la enseñanza. Kieran Egan presenta con claridad un nuevo aspecto de la antigua función del narrador de cuentos, mostrando estrategias que cualquier docente puede llevar a la práctica. Esta interesante forma de enseñar, no dice el autor, se justifica por el simple hecho de que no hay niño al que no llame la atención escuchar. "Erase una vez...". La presentación de una idea narrada en forma de cuento supone entregar al alumnado "un árbol al que trepar para ver desde allí todo el bosque".

El autor nos recuerda la gran habilidad de niños y niñas para utilizar la fantasía como herramientas de aprendizaje. Egan revisa con lucidez las formas infantiles de aprender y abre perspectivas muy valiosas para proponer tareas escolares más relevantes y significativas en las distintas áreas de conocimiento y experiencia del currículo.

El libro no trata de cómo enseñar utilizando relatos de ficción ni de cómo contar cuentos de manera eficaz, sino del modo de utilizar la fuerza de la forma del relato para enseñar de manera más atractiva y significativa.

Así, en el capítulo primero Egan revisa principios tan destacados como De lo concreto a lo abstracto, y De lo conocido a lo desconocido, e intenta evidenciar cómo, desde el punto de vista educativo, la influencia de estos principios puede resultar destructiva, "en especial porque estos principios de aprendizaje se han formulado en gran parte sin tener en cuenta la imaginación infantil".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de enero de 1995

Más información

  • LIBROS