Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Trasplantes

Vaya por delante el reconocimiento personal e institucional a doña África Navarrete y su familia por la demostración de generosidad y sentido cívico plasmada en la donación del cuerpo de su padre a la investigación. Naturalmente, no puedo responder del aparente fallo de alguien que, como ella misma describe, nada tiene que ver con el sistema sanitario disponible en Cataluña para la obtención de órganos y tejidos, por tantas razones modélico en España y fuera de ella. De haberse producido así, se trataría de una lamentable excepción a la diaria contribución masiva y desinteresada de toda la sociedad española (al margen ya de los profesionales sanitarios) en pro de las donaciones, empezando por la propia familia y siguiendo por los cuerpos de policía, fuerzas armadas, personal de aeropuertos y líneas aéreas, transporte terrestre y un largo etcétera, que, en mi opinión, hace un tanto injusta cualquier extrapolación.Lo que sí me preocupa es la mezcla de conceptos que poco o nada tienen que ver entre sí. La donación de órganos (corazón, riñón, etcétera) sólo puede hacerse en un hospital. El programa de televisión al que se alude estaba centrado en el trasplante de médula, y en casos como el de Josep Carreras y otros famosos que se fueron al extranjero en busca de alta tecnología (existente en España), para recibir su propia médula convenientemente tratada. Por último, la donación de las córneas u otros tejidos (piel, hueso, etcétera) sólo es posible con una serie delimitaciones clínicas de edad, causa de muerte, disponibilidad de sangre para hacer las pruebas necesarias y otros condicionantes que están haciendo considerar seriamente a los expertos del Consejo de Europa su estricta limitación a los donantes de órganos y, por consiguiente, a las personas fallecidas en UVI hospitalarias.

Como ve, el tema no es ni mucho menos sencillo, ni fácil de transmitir a la opinión pública, aunque he intentado hacerlo en pocas palabras. Sirva al menos para dejar constancia del teléfono nacional de 24 horas de la Organización Nacional de Trasplantes (91 / 314 24 06), donde a cualquier hora personal especializado le informará de cuanto desee sobre donaciones y trasplantes. No digo que tengamos solución para todo, pero al menos lo intentamos.-

Coordinador nacional de trasplantes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS