Arturo Azuela: "Chiapas ofrece el proceso de modernización de México"

Publicada la octava novela del escritor

Entre las preocupaciones de todo intelectual mexicano estos días está, tan latente como su obra, el futuro inmediato de su país. Arturo Azuela (Ciudad de México, 1942), matemático y doctor en historia, es un reconocido narrador que ve publicada en estos días su octava novela, Estuche para dos violines obra en la que salva literariamente "una vocación de músico frustrada". Sin embargo además de hablar de su novela, no elude analizar la situación de su país: "La revuelta de Chiapas, contra otros criterios, creo que puede enriquecer la modernización de México".

"México es un país que necesita ahondar en sus reformas económicas, favorecer a los estratos más bajos de la población, pero no con criterios paliativos, sino de desarrollo real" añade el escritor. "Chiapas es una gran llamada de atención sobre esto".Sobre quién o qué está detrás del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), Azuela vive, como todos, en el mundo de las hipótesis, aunque está clarísimo que los siglos de explotación, incluso prehispánica, le dan carta de naturaleza en la región. Se habla de gente próxima a la teología de la liberación, de grupos guerrilleros centroamericanos, pero no existe claridad sobre el origen de la organización. No existe un criterio único, yo tampoco lo tengo. Desde el punto de vista de un novelista, es un fenómeno también muy atractivo".

Sobre si Chiapas ha logrado unificar criterios entre los intelectuales mexicanos, de común tan divididos, Azuela sonríe antes de contestar: "Tampoco, afortunadamente. Existen grupos,capillas y cofradías, cada una con su santo y seña, y eso me parece bueno. En México existe el debate, la divergencia. Un debate en profundidad que afecta a muchos sectores de la población. Esto produce, entre otras cosas buenas, que el pueblo y la oposición política estén preparados para un cambio democrático real".

Estuche para dos violines (Fondo de Cultura Económica) se ha gestado en los últimos cinco años entre México, Boston y Madrid.Cuenta la historia de dos violines, un garnerius y un stradivarius, y de dos violinistas, profético uno y licencioso el otro. "En realidad forma parte de mis novelas, en las que hablo de lo que he conocido desde dentro, como en El matemático. Representa la superación literaria de una frustración. De muy joven quise ser violinista y lo fui, pero me faltaban la mitad de las virtudes para ser un músico aceptable. El rescate literario de aquella época de mi vida comenzó cuando leí una noticia en The New York Times sobre el robo de un violín. La anécdota, disparó la- imaginación, el deseo de documentarme y de añadir la vivencia personal".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS