Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fundesco destaca la "profunda crisis" del sistema audiovisual español

Se venden 108 diarios por 1.000 habitantes

La permanente transgresión por la mayor parte de las televisiones privadas de la ley que regula la propiedad de las mismas (con continuos movimientos accionariales) y la perversión de las prácticas comunicativas, así como la guerra publicitaria, han producido una "crisis. profunda" en el sistema audiovisual español. Esa es una de las conclusiones que destaca este año el informe Comunicación social 1994 / Tendencias, elaborado por Fundesco, que se presentó ayer en Madrid.La presión de algunos bancos, los trapicheos en el traspaso de propiedad, las prácticas de saturación comercial y la competencia entre las emisoras han situado al sistema televisivo en una posición dramática, justo cuando se van a cumplir cinco años de la creación de las televisiones privadas.

Por otra parte, la televisión pública, "ha perdido identidad y calidad" -dice Fundesco- al mismo tiempo que ha visto agravada su situación por unas pérdidas que sólo en TVE alcanzaron los 127.000 millones de pesetas. De acuerdo con este mismo informe, dirigido por el profesor Bernardo Díaz Nosty, la prensa ha corrido mejor suerte, puesto que se ha elevado la venta de diarios hasta 108 ejemplares por 1.000 habitantes, aunque todavía muy por debajo de la media de la Unión Europea (233).

La prensa mantiene una tendencia de incremento significativo. Por primera vez, su difusión franqueó en 1993 la barrera de los cuatro millones de copias diarias. Este índice significa que España prácticamente iguala en difusión a Grecia y se aproxima al nivel de Italia.

La posibilidad de que se registre una subida del precio del papel -se ha anunciado entre un 20% y un 30% de subida para el próximo año- parece el principal escollo que se presenta en el horizonte de la recuperación de la prensa diaria.

La radio también sale malparada en sus aspectos de negocio, aunque los expertos reconocen que dicho medio mantiene el éxito de ser muy aceptado socialmente. En 1993, el sector arrojó una cuenta global negativa, de 6.000 millones de pérdidas. Entre las cadenas privadas de ámbito nacional sólo la SER tuvo resultados positivos. Esta crisis económica contrasta con la vitalidad del medio que sigue creciendo en audiencia (ronda los 17 millones de oyentes diarios).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de diciembre de 1994