Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Supremo de Brasil absuelve al ex presidente Collor

El Tribunal Supremo de Brasil absolvió ayer, por falta de pruebas, del cargo de corrupción al ex presidente Fernando Collor de Mello y a su antiguo tesorero electoral, el empresario Paulo César Farías. La decisión fue tomada por el voto favorable de cinco de los ocho magistrados de esta instancia, que el pasado miércoles abrió el juicio contra el ex mandatario, Farías y otras siete personas.

Conocida la decisión de la Corte Suprema, el defensor de Collor de Mello, Evaristo de Moraes Filho, manifestó que el juicio "fue una prueba de la fuerza de la democracia brasileña, pues demostró que hasta un presidente puede verse obligado a sentarse en el banquillo de los acusados".El juicio comenzó el pasado miércoles y se celebró en ausencia de los acusados. Collor de Mello corría el peligro de ser condenado a una pena entre uno y ocho años de cárcel.

Collor de Mello dimitió el 29 de diciembre de 1992, dos años después de haber llegado a la jefatura de la nación, cuando el Congreso había iniciado un procedimiento para su destitución. Estaba acusado de haberse beneficiado a título personal de una gigantesca red de comisiones Ilegales y de tráfico de influencia. El Senado prohibió que pudiera ejercer cargo público alguno hasta el 2001.

Collor de Mello, de 45 años, fue el primer presidente civil elegido democráticamente en Brasil después de la dictadura militar.

Al fundamentar sus votos, con intervenciones de hasta tres horas y media de duración, varios miembros del tribunal criticaron la "fragilidad" de la acusación formulada por el fiscal general de la República, Arístides Junqueira, señalando que éste no presentó pruebas suficientes del delito denunciado.

El fallo va, sin duda, a crear una fuerte polémica y gran malestar popular. El diario O Globo, de Río de Janeiro, que promovió en 1989 la figura política de Collor y financió en gran parte su campaña electoral, escribió ayer: "La opinión pública sabe que ha apartado de la presidencia a un ladrón y no entenderá que pueda ser absuelto". En cualquier caso, es muy probable que el ex mandatario tenga que enfrentarse a un nuevo proceso. Ayer mismo llegó a la Corte Suprema una nueva acusación de presunta comisión de un millón de dólares que Collor habría recibido por la construcción de una presa hidroeléctrica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de diciembre de 1994

Más información

  • Los jueces no hallan pruebas de corrupción