Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 465 espacios naturales protegidos de España, recogidos por primera vez en un inventario

Los 465 parajes españoles que cuentan con algún tipo de protección han sido reunidos por primera vez dentro de las tapas del Inventario de Espacios Naturales Protegidos del Estado Español, elaborado por la sección española de la Federación de Parques Naturales y Nacionales de Europa (FPNNE).

La guía reúne los principales datos de unas áreas naturales que representan el 5,75% del territorio, casi 3 millones de hectáreas. La media de los países europeos en superficie protegida oscila entre el 5 y el 10%. En España el 90% de los espacios protegidos se han declarado tras la creación de las Comunidades Autónomas, según afirma Antonio López Lillo, presidente de la sección española de la FPNNE La creación hace un año de la FPNNE española, en la que están representadas 14 comunidades y el Icona, permitió la coordinación entre las diferentes regiones y la clasificación de sus tesoros naturales.

Planes de gestión

Sin embargo, según el documento, son muy pocas hasta ahora las áreas protegidas que cuentan con un plan específico de gestión. En la actualidad se están desarrollando los planes para 21 Parques Naturales, 16 Reservas y 3 Parques Nacionales.Por comunidades, las islas Canarias y Baleares son las primeras en número de áreas protegidas, con 108 y 86 respectivamente. La que menos, es La Ríoja, pues aún no se ha aprobado ninguna de las tres que tiene en proyecto. Los 465 espacios reseñados están englobados bajo 21 categorías de protección, aunque las figuras más utilizadas en España son Parque Natural (95), Parque Nacional (10), Reserva Natural (67), Área Natural de Especial Interés (83) y Enclave Natural (26).

El presidente de la FPNNE, el británico Aitken Clark, se mostró ayer sensible con el problema que representa en España la corriente enorme de visitantes que recorren los parajes protegidos, sobre todo en las zonas costeras. "La Federación propugna la Preservación de lugares donde no se permita la entrada a turistas, aunque haya otras zonas donde la interrelación entre el hombre y la naturaleza pueda ser la base de la economía y se permita un turismo sostenible", manifestó Aitken Clark.

El problema de las zonas protegidas en España es, a juicio de López Lillo, el dedicar la suficiente atención técnica y personal a lo ya preservado y no la protección de nuevos espacios. La tendencia que pretende estimular la FPNNE consiste en tramar todo el territorio mediante a creación de corredores que conecten los parques ya existentes.

La presentación del Inventario, publicado por la Agencia de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, tuvo por escenario la reunión de la FPNNE que se inició ayer en el Centro de Investigación Fernando González Bernáldez de Soto del Real (Madrid). Durante la reunión, que se clausura mañana, se firmó la Carta de Entendimiento entre la Union Europea (UE), la Agencia Española de Cooperación Internacional y la FPNNE. Este acuerdo, financiado por la UE, facilitará la colaboración entre áreas protegidas de Europa, Latinoamérica e Indonesia durante cinco años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de diciembre de 1994