Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clinton destituye a su ministra de sanidad por defender la masturbación

Joycelyn Elders, la polémica cirujano general de Estados Unidos (máxima autoridad federal en cuestiones de salud, es decir, equivalente a un ministro de Sanidad), acabó ayer con la paciencia del presidente Bill Clinton y se vio forzada a dimitir por defender en público la enseñanza de la masturbación en las escuelas.

El jefe del gabinete de la Casa Blanca, Leon Panetta, anunció en conferencia de prensa que el comentario de Elders había sido "la gota que colma el vaso" en la serie de afirmaciones controvertidas por las que se ha hecho famosa. Elders ha expresado opiniones rotundas acerca de temas como la legalización de las drogas, la educación sexual o el aborto. Panetta dijo ayer que el presidente se opone a la enseñanza de la masturbación en los colegios, por lo que solicitó la dimisión de Elders.

Día Mundial del Sida

El pasado 1 de diciembre (Día Mundial del Sida), durante una conferencia en la sede de Naciones Unidas, un periodista preguntó a Elders si creía que la enseñanza de la masturbación alejaría a los jóvenes de otras opciones sexuales de mayor riesgo. ', "Creo que la masturbación", contestó, "es parte de la sexualidad humana y parte de algo que quizá debería ser enseñado"."En un comunicado desde Miami, donde asiste a la cumbre iberoamericana, Clinton explicó: "Las afirmaciones en público de la doctora Elders reflejan diferencias con la política de la Administración y mis propias convicciones, y han hecho necesario que presente su dimisión".

La segunda dimisión de la semana en la Casa Blanca (aunque producida en circunstancias muy distintas) levantó aplausos entre las filas del partido republicano. El representante John Boelmer dijo ante las cámaras que "ya era hora" y que la dimisión de Elders es una buena noticia para las familias americanas". Boehner afirmó que la política de educación sexual defendida por Elders tenía como objeto "poner condones en los bolsillos de niños de cinco años".

La carrera política de Elders está muy ligada a la del propio Clinton. Nacieron en el mismo Estado, Arkansas, y trabajaron en la misma administración cuando el ahora presidente era gobernador en Little Rock.

Elders es negra y creció en uno de los Estados más racistas de EE UU durante los años más duros de la segregación. Ejemplo clarísimo de la intolerancia hacia los que tienen una imagen y forma de expresarse distintas, la ex-cirujano general de Estados Unidos se convirtió en blanco de republicanos y líderes cristianos cuando demostró que, a pesar del puesto que ocupaba, estaba dispuesta a decir en voz alta sus opiniones en materias que se consideran polémicas. En diciembre del año pasado levantó una auténtica polvareda cuando sugirió que la legalización de las drogas debería ser una opción a estudiar en la lucha contra el crimen y el narcotráfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de diciembre de 1994