Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La banda ETA envía una nueva remesa de cartas chantaje a empresarios de Euskadi y Navarra

"Si difícil es hablar de los propios éxitos, más complicado es hablar de algo que hubiese hecho imposible que yo pudiera comparecer hoy aquí". Con estas palabras aludía ayer el consejero de Interior vasco, Juan María Atutxa, a los seis intentos de asesinato de que ha sido objeto este año por parte de ETA. Atutxa fue felicitado efusivamente por el Parlamento autonómico tras explicar los pormenores del sangriento enfrentamiento en el que la Ertzaintza desarticuló, al comando Vizcaya. A su cabecilla, Koldo, la policía le atribuye 10 asesinatos y la participación en 34 acciones terroristas. El consejero reveló que ETA ha enviado una nueva oleada de cartas de extorsión y pidió a los empresarios chantajeados que no paguen y lo denuncien.

Juan María Atutxa hizo ayer un llamamiento a los empresarios del País Vasco y Navarra para que se rebelen contra la nueva extorsión de que están siendo víctimas por parte de ETA. "Que no piensen que con satisfacer su cuota resolverán su problema. Cuanto más aporten, mas colaborarán con quienes con ese dinero adquieren el amonal, el armamento y hasta el sello para la próxima carta", advirtió.Momentos antes, el rostro de Atutxa mostraba tristeza y preocupación mientras su viceconsejero relataba a los representantes políticos las ocasiones en que los terroristas casi consiguen segar su vida. El responsable de Interior en el País Vasco ha estado en el punto de mira del comando Vizcaya seis veces y en ninguna de ellas los terroristas lograron accionar el explosivo, según ha confesado a la policía el jefe del grupo, José Luis Martín Carmona Koldo, en prisión.

Desde que a primeros de año la dirección de ETA ordenase asesinar a Atutxa, el comando condujo en tres ocasiones un coche bomba con 50 kilos de explosivo hasta el peaje de Usánsolo (Vizcaya) a la espera de que el vehículo que traslada diariamente al consejero pasase por el lugar. Fallidos estos actos, intentaron colocar un maletín bomba bajo su vehículo en la Feria Agrícola de Artea; volvieron a movilizar el coche con explosivos durante la campaña electoral vasca en Muxika (Vizcaya), e intentaron poner de nuevo el maletín bajo el coche de Atutxa en la boda de su hijo, en la bilbaína basílica de Begoña.

El mismo domicilio

Atutxa lamentó que precisamente hayan sido vecinos suyos quienes facilitaron la información al comando. A pesar de ello, dijo que no tiene intención de cambiar de domicilio. En la sala del Parlamento donde se exhibía un vídeo de la policía vasca simulando los hechos se hizo un silencio y todas las miradas se tornaron hacia él al mostrarse los devastadores efectos que hubiesen ocasionado las bombas.

La versión oficial de lo acontecido el 18 de noviembre, en la operación en que fue desmantelado el comando Vizcaya, fue respaldada por todos los grupos, excepto HB, que no asistió a la comparecencia. Quedó claro que ETA disparó primero. Esta es la secuencia final del enfrentamiento: El activista Ángel Irazabalbeitia, que acababa de bajarse del coche robado en que viajaba el comando, hiere gravemente al ertzaina Jesús Antonio Marzán e intenta rematarlo. La agresión es repelida por otro agente, que mata a Irazabalbeitia y hiere a su esposa, Lourdes Txurruka, que permanecía en el vehículo. La propietaria del coche, retenida al volante por los terroristas, presencia el tiroteo presa de un ataque de nervios.

"El peligro que nos acecha se llama intolerancia", resumió Atutxa tras el relato de los hechos. "No queremos guerra civil, porque ya tuvimos una y de aquel conflicto", añadió, "aprendimos que el odio es un sentimiento estéril que no resuelve los problemas, sino que los agudiza". El consejero también informó que el Gobierno vasco ha enviado a la Fiscalía General del Estado y al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco las declaraciones de dirigentes de KAS y Herri Batasuna en las que se acusa a la Ertzaintza de haber asesinado a Irazabalbeitia.

Todos los partidos manifestaron su total apoyo al consejero, lo que le llevó a responder en ocasiones con un nudo en la garganta, y lamentaron la ausencia de Herri Batasuna en la reunión. El portavoz de Unidad Alavesa manifestó su deseo de que Atutxa continúe en la próxima legislatura al frente de Interior porque "es un hombre de bien, con gallardía, que defiende nuestras libertades". Cualquiera que quiera acabar con la vida de una persona "nos ataca a cada uno de nosotros", indicó Euskal Ezkerra (EuE). El representante del PNV dijo a Atutxa: "Es duro lo que te está pasando a ti y a tu familia; tienes, el apoyo de los que estamos dispuestos a morir y a no matar". Y el PP llegó a calif-1car de "impecable" la gestión del consejero peneuvista.

En el bando contrario, y fuera del Parlamento, dirigentes de la Koordinadora Abertzale Socialista (KAS) y de Herri Batasuina (HB) acusaban al PNV de crear cuerpos parapoliciales y de utilizar la guerra sucia. Tasio Erkizia llegó a interpretar las palabras de Xabier Arzalluz -sobre el riesgo de un enfrentamiento civil en Euskadi- como que el PNV ha anunciado "el nacimiento de un nuevo GAL [Grupos Antiterroristas de Liberación] surgido de sus cloacas".

[La Audiencia Nacional decretó ayer la puesta en libertad, bajo fianza de dos millones de pesetas, del jefe de investigación del diario Egin, José Re¡, que se encuentra en prisión desde el 24 de agosto. Re¡ está acusado de haber facilitado informes a ETA sobre personas y empresas que fueron posteriormente hallados en poder de la banda terroristal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de noviembre de 1994

Más información

  • El Parlamento vasco felicita al consejero por la desarticulación del 'comando Vizcaya'