Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desbandada de diputados

El ministro de Obras Públicas y Transportes, José Borrell, acusó ayer a los diputados de la oposición de "asistir ávidos al espectáculo de la acusación7 y manifestar un "total desinterés en las explicaciones del Gobierno". Borrell, que cargó con la parte documental de la defensa de Felipe González, se encontró con que, al iniciar su intervención, justo después del jefe del Ejecutivo, comenzó una desbandada de diputados.Mientras Borrell explicaba cómo en 1989, cuando Francisco Palomino compró la polémica parcela de Dos Hermanas (Sevilla), hubo otros 33 compradores de parcelas similares en condiciones semejantes, contempló cómo los escaños se vaciaban.

No pudo contener su irritación y, dirigiéndose a la presidencia del Congreso, lamentó "cómo la Cámara asiste regocijada al espectáculo de la acusación y con la más absoluta indiferencia y desinterés al proceso de explicación que permite desmontar las acusaciones".

Si González fue escueto en sus respuestas, Borrell fue prolijo en el uso de la documentación. Se trataba de un reparto de papeles. Borrell fue la avanzadilla de la defensa de González, en la que participaron varios ministros y diputados socialistas.Los diputados del PSOE, que formularon preguntas a Borrell y a otros ministros, aprovecharon sus intervenciones para denunciar al "diario madrileño [El Mundo] que ha publicado informaciones falsas" y expresaron su "preocupación por la falta de rectificación".

El despliegue de ministros fue amplio. Además de Borrell, los titulares de Defensa, Julián García Vargas; de Comercio y Turismo, Javier Gómez Navarro, y de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, desmintieron, a preguntas de los propios socialistas, diversas acusaciones de irregularidades en contrataciones de sus ministerios publicadas por El Mundo. Lo hicieron de forma escueta, documentada y con un tono de desprecio hacia lo que todos ellos coincidieron en señalar como "informaciones falsas".

El broche del breve y tenso debate lo pusieron la diputada del PP Loyola de Palacio y el ministro de la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba. La diputada popular acusó al Gobierno de hurtar información sobre el búnker de La Moncloa.

La respuesta del ministro fue lacónica y contundente: "Ustedes sólo leen los periódicos y no leen el Boletín Oficial del Estado. Si no se han enterado es porque no les ha interesado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de noviembre de 1994