Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez investigará el aprobado de un sobrino del decano de Filología de la Complutense

La secretaria de inglés de la Facultad de Económicas de la Complutense, Alicia de Vicente, "falsificó un acta académica" para aprobar al sobrino del decano de Filología de esa universidad, según una querella por prevaricación y falsedad que ha presentado en los juzgados Rosario Bueno, profesora de inglés del alumno. La querella indica que Jorge Manzanero, sobrino del decano, Jesús Sánchez Lobato, aprobó Inglés I "sin tener ni idea" y "sin apenas haber asistido a clase".El juez Rafael Mozo, del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, se ha hecho cargo de la querella y piensa iniciar pesquisas, según fuentes jurídicas. Además de la secretaria, la profesora Bueno imputa delitos de prevaricación al rector de la Complutense, Gustavo Villapalos; al decano de Filología, y al alumno supuestamente recomendado. La profesora Rosario Bueno, quien dio clase de inglés al sobrino del decano en el curso 1990-1991, asegura que, "para hacer méritos con el decano de Filología", De Vicente falsificó la papeleta con la nota y las actas académicas del curso 1990-1991, y aprobó la asignatura de inglés al sobrino del decano, a pesar de que estaba suspendido, según explica al juez.

Interés del tío

Según Rosario Bueno, De Vicente -secretaria de la Facultad de Económicas y también profesora de inglés- habló con ella en septiembre de 1991 y le pidió que aprobase la asignatura a Manzanero. Argumentó que el decano -tío del alumno- se había interesado por él. La profesora asegura que la secretaria le comentó que el decano estaba preocupado ante la posibilidad de que su sobrino perdiese la beca si suspendía esa asignatura.Rosario Bueno relata también al juez Rafael Mozo que se llevó una sorpresa al comenzar el curso 1991-1992, en el que ella impartía la asignatura de Inglés II: le extrañó que Jorge Manzanero -el sobrino del decano- estuviese matriculado sin haber aprobado el Inglés I. Pero comprobó que el alumno figuraba en las actas como aprobado en junio. "Le habían puesto un aprobado retroactivo", observa.

También advirtió una corrección en el acta, y que la secretaria había firmado "con su puño y letra" la papeleta en la que ya figuraba un aprobado. Fuentes próximas a la secretaria indicaron ayer que la profesora Bueno autorizó a la secretaria -en una nota que le remitió junto a la papeleta en blanco- a aprobarle o suspenderle, según su criterio. Los citados medios reconocen que el decano de Filología contactó con la secretaria para interceder en favor de su sobrino.

Por su parte, Sánchez Lobato admitió áyer que se interesó por la nota en septiembre de ese año, una vez que su sobrino había hecho el examen y, "cuando se suponía que ya debía estar corregido". Respecto a la falsificación del acta, Sánchez Lobato señaló ayer que él es decano de Filología y no de Económicas, por lo que no tiene acceso a tales documentos. La profesora Bueno denunció el hecho en su día al rectorado y se abrió una investigación por parte de la Inspección de Servicios de la Complutense, de la que de De Vicente salió absuelta. El rector, Gustavo Villapalos, remitió una carta a la secretaria el pasado febrero en la que decía: "A lo largo del procedimiento ha quedado patente que usted no había cometido irregularidad alguna ni como profesora ni como secretaria".

El decano de la Facultad de Económicas, Carlos Berzoya, manifestó ayer que, según la información que posee, "Rosario Bueno autorizó a la secretaria (quien también imparte inglés en la facultad) a que cambiara la nota". Berzoya confirmó ayer que el supuesto recomendado "todavía figura como aprobado. Yo estoy dispuesto a que se le haga un nuevo examen", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de noviembre de 1994

Más información

  • El alumno superó la asignatura de inglés "sin tener ni idea", según su profesora