_
_
_
_

Los diputados regionales cambian su sistema de dietas por asistencia, pero ganarán lo mismo

Javier Casqueiro

JAVIER CASQUEIRO Mentar la reforma del sistema actual de pago a los diputados de la Asamblea de Madrid provoca, de inmediato, crispación, malestar y discusiones. El funcionamiento diario demuestra que los parlamentarios madrileños se reúnen más que los del Congreso o el Senado y las otras autonomías. El Consejo de Gobierno define esta enfermedad como dietitis, porque los diputados cobran por cada vez que se reúnen. La reforma, que PSOE y PP apoyarán hoy en la junta de portavoces, modifica el procedimiento, pero no variará sustancialmente las remuneraciones totales.

Los diputados regionales ganarán según la nueva fórmula 3.500 pesetas por cada asistencia a una comisión y 50.000 por cada pleno. Esta propuesta fue lanzada en mayo pasado por la portavoz socialista, Dolores García Hierro, y ha sido, rescatada ahora del olvido por el PP. Tan sólo la ha cuestionado Izquierda Unida.Cada diputado madrileño percibía hasta ahora 18.573 pesetas por su presencia en cada comisión si su residencia estaba fijada en Madrid y 20.431 si vivía en la periferia. Lascomisiones se han multiplicado de tal manera que en el último ano, entre septiembre y junio, se celebraron en la Asamblea 276 sesiones.

Quejas

El PP niega que esta proliferación tenga algo que ver con el sueldo y la relaciona con su labor de, control del ejecutivo. El presidente regional, Joaquín Leguina, y sus consejeros se han quejado repetidamente porque sus comparecencias permanentes en esas comisiones les hurtan muchas horas de trabajo en el despacho.

Los parlamentarios cobran la misma cantidad por cada pleno al que acuden. La Asamblea convoca, por término medio tres sesiones plenarias cada mes hábil. Entre septiembre y junio pasado se celebraron 35.

La alternativa a la que hoy le dará su visto bueno la junta de portavoces y la mesa del Parlamento Regional pretende también, al valorar económicamente más los plenos, unificar los sueldos de los diputados, que ahora rondan de media los dos millones de pesetas anuales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

La reforma, sin embargo, no supondrá ningún ahorro para el Parlamento regional, que se gastará prácticamente lo mismo. El análisis de las comisiones y plenos que se han producido en el último periodo de sesiones, entre enero y junio de 1994, así lo demuestra. La Asamblea ha tenido que abonar en esos meses por dietas de plenos unos 37 millones, casi ocho por mesas y juntas de portavoces y, casi 70 por comisiones. Es decir, un presupuesto que ronda los 115 millones. Una proyección efectuada por este periódico sobre el nuevo modelo ofrece unos resultados finales casi idénticos. En plenos se gastarían unos 100 millones, apenas uno y medio en mesas y juntas y más de 13 en comisiones. El total estaría, sobre los 1,15 millones.

Lo que no deja lugar a dudas es la comparación don otras cámaras regionales. En el País Vasco los diputados ingresan un fijo anual (14 mensualidades) de casi cuatro millones y unas. indemnizaciones fijas, también anuales, por cada asistencia (1.145.000 pesetas más) y por el transporte (573.000). Cada, diputado vasco percibe un sueldo anual de 5.681.000 pesetas. El traslado de esos datos al Parlamento madrileño (101 diputados) supondría un gasto anual de 568 millones.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Sobre la firma

Javier Casqueiro
Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_